domingo, 14 de mayo de 2017

Hermosillo en Llamas

Iba a comentar acerca de los hechos de ayer y hoy amanecimos con la triste noticia del asesinato del enfermero que días pasados fue atacado por unos adolescentes.
Algo me dice que debemos de hacer algo, algo más que solo hablar y escribir. 
Trabajar a favor de La Paz y no estarles haciendo el juego a quienes trafican con el miedo y la violencia.

Somos más la gente que apostamos por La Paz y el amor, la armonía y el respeto a los demás. 
Debemos trabajar juntos, hombro con hombro y corazón con corazón. Porque todos algún día partiremos de este mundo, pero morir en las circunstancias en las que este pobre hombre murió es inaceptable. Murió ayer pero antes de morir tuvo dos semanas de terror desde que lo atacaron, lo amenazaron hasta el día de hoy que al fin acabaron con su vida.

No era un maleante o un adicto o vividor, era un ENFERMERO que quién sabe cuántas vidas salvo. Quizás salvo la vida de algún sobrino o hijo tuyo, y como murió no lo merecía ni él ni nadie.
El ayudaba a salvar vidas por un sueldo quizá injusto, pero lo hacía. ¿Notan hacia donde nos estamos yendo como sociedad?


Hoy andan de nuevo las patrullas a todo lo que dan y que bueno, esa es su chamba pero ya no queremos quedarnos con la sensación cada mañana al salir de nuestras casas si volveremos a ver a nuestros seres queridos.


Dicen que el valiente vive hasta que el cobarde quiere...
Pues bien ¿cuanto nos falta?
Tengan un buen día
Charles