miércoles, 3 de mayo de 2017

"Los millennians ya están aquí"

Amigos, familia, y quien quiera que lea esto:
Las tradiciones en Hermosillo del Pitic Metropolitano se están yendo y escapando de nuestras manos.
¿Como me di cuenta? ¡Por Dios! No hay que ser un genio para poder percibirlo.
Hace rato salí a la farmacia a comprar un gel para las quemaduras de Octavo grado causadas por la sobre exposición a los rayos del astro rey.
Es una crema-gel que se basa en alhoe-vera-sábila-chorizo con huevos y mil cosas más.
Es mágica, en serio, te la untas en la zona quemada y en chinga se te olvida el dolor de la piel irritada por la mendiga peste de la chingadera esa. 
Bueno, estaba esperando a que mi Simi-farmacéutico amigo atendiera a otras personas que llegaron antes que yo y después de mi estaban dos tipos de esos que parece que están por todos lados y que ponen nerviosos a la gente de bien y de buenas costumbres ¿saben a cuáles tipos de individuos me refiero? Esos weyes que se saben todas las series de Netflix de memoria; se tatúan sobre los tatuajes más tatuajes; las canciones que oyen son de rockeros que cantan rap acompañados de Justin Biebers y que usan sus gorras sin darle forma a las viceras y les dejan las calcomanías y además aseguran que el Canelo es el mejor boxeador mexicano y creen que Facundo es gracioso, me refiero a los MILENIANS...
Pues estaban dos milenians platicando y pues como el Semi-farmacéutico no se apuraba o está bien pendejo, pues me puse a mitotear lo que estaban platicando.
La neta: ¡Que hueva la vida de las new generations! 
Pistean con Redbull...
No dan la vuelta por el "bule" ni se paran en los dogos de la Uní a las 3 de la mañana para bajarse la borrachera.
Piensan que Molotov es rock clásico.
Impensable llegar a una fiesta sin que su GPS del celular los lleve.
No saben lo que es la cerveza High Life y apenas y recuerdan las tiendas VH...
¿Serenatas a las morritas que les gustan? Ni pensarlo.
Esta es la peor: ¿saben a qué van al mirador del Cerro de la Campana? ¡A mirar la ciudad!...
Ellos no saben lo que es ir a una tocada clandestina en un local para renta de piñatas...
Los locales para piñatas de hoy parecen la sucursal del Bellagio...
Y lo peor de todo es que cuando organizan una carne asada compran la carne ya asada...
Así es amigos, nuestras nuevas generaciones, esas que deberían tomar la batuta para que nuestro legado permanezca y nunca muera está en manos de jóvenes que ya no continuarán con esto.
Esto es más triste que encontrarte con una vaquita marina muerta sobre un cartón de envases vacíos rodeados de tu colección de videos beta de la serie "Profesión Peligro" en vuelta en tu camisa favorita de USA FOR AFRICA y con la canción de fondo de Lady in Red... una tragedia sin lugar a dudas.
Y claro, nadie va a ser nada... ya lo veo venir...
Que tristeza...