jueves, 11 de mayo de 2017

Niñas teniendo niños.

Amigos y familia, cámaras de la Reforma y Luis Encinas, Arboles de Naranjos invisibles del Blvd. Rodríguez, les comento:
En la mañana, escuche en la radio que diariamente 28 menores en edades de entre 10 y 14 años se embarazan.
Al año (si la calculadora de mi iOxxo no me engaña) son 10,220 (números más números menos, aquí en México la información fluye como viento helado en el Desierto del Sahara).
Niñas teniendo niños.
Lo grave es que, las causas son la falta de acceso a métodos anticonceptivos y la otra, más grave aún, al menos para un servidor es la violación.
10 y 14 años…
Me quede sin palabras y pensando mucho y nada a la vez.
Clásico que uno piensa “¿dónde están los padres?”
“Nuestros tiempos modernos” están plagados de tanta y demasiada información que permitimos que nuestros hijos tengan acceso a toda clase de redes sociales, programas de televisión y le damos libertad en el internet pensando que solo ven videos de música o caricaturas o cosas que quizás pensamos no son malas.
La seguridad está siendo dejada de lado desde nuestra propia casa.
Facebook en México tiene más de 60 millones de usuarios y más de 30 millones se conectan a diario.
La red social tiene gente de todo tipo, buena y mala.
La mala, la que busca vender drogas, pedofilia, incitar crímenes y suicidios, entre otras cosas también están por ahí.
 ¿Te imaginas dejar que tus hijos estén desprotegidos y sean susceptibles de ser contactados por alguna de estas personas?
¿Llevarías a tu hijo o hija al peor antro de “mala muerte” donde se encuentran todo tipo de criminales y le dejarías ahí y le dirías “mi amor, vuelvo por ti a las 8:00 pm?” ¡Claro que no!
Pues bien, este vacío de estar siempre los padres ocupados también es coparticipe de que ocurran este tipo de cosas.
Es más fácil darles una Tablet a los morros y decirles que se vayan a su cuarto y quedarnos “agusto” pensando de que “al menos no andan de vagos en la calle” y creyendo que están seguros.
Pues bien, de pronto en esos foros o con “esas amistades” del Facebook es con quienes empiezan a platicar de sexo. Ahí algunas veces comienza, malamente, su educación sexual.
Nos olvidamos que una buena educación sexual para niños es importante para su equilibrio personal.
No tenemos claro cuando es buen momento para hablarles de ellos pero tampoco nos preocupamos por documentarnos o pedir ayuda a algún doctor o psicólogo o especialista en esa área.
Los programas de televisión o series o películas están repletas de “morritos” teniendo relaciones y drogándose y lo llevan a un plano emocional donde aparentemente está bien y es normal hacerlo porque sí, porque así es la vida, porque “YOLO”  ''you only live once'' (Sólo vives una vez) dicen.
Y aunque para las mamás y papás esto no sea tarea fácil, debemos de hablar de sexo con nuestros hijos.
La sexualidad no tiene que ser un tema tabú porque forma parte esencial de la vida.
 Los niños presentan un interés espontáneo por su propia sexualidad, y se merecen explicaciones claras y honestas.
En definitiva  la educación sexual es de vital importancia en la formación de los seres humanos y debe ser tratada respeto,  conocimiento, madurez y la máxima naturalidad.
Pero sobre todo con mucho amor. Estamos hablando de nuestros hijos.
Tómense el tiempo de estudiar y de ayudar a educar en esto a sus hijos.
No le dejemos a la escuela, al Facebook, la televisión al cine o quien sea la responsabilidad que es solo nuestra.
Con respecto a las víctimas de violación,  hablemos con nuestros hijos, enseñémosle a no exponerse, a desconfiar de extraños.
Ha qué hacer cuando sientan que están en peligro.
A confiar en nosotros sus padres. Que no tengan pena y que nos digan. La mayoría de la veces el violador era un conocido de la familia.
Hay que prevenir esto a como dé lugar.

SALUDES
Charles