lunes, 11 de junio de 2018

Capítulo 8 de la historia jamás contada del astro rey LuisMi

Capítulo 8 de la historia jamás contada del astro rey  LuisMi
Este capítulo empieza con el Sol cantándole la “incondicional” a Veronica Castro.
Todo es miel sobre hojuelas (zucaritas), la Vero anda tirándole barrio cachondon y Luismi la ve con ojos de “gallina vieja no hace mal caldo”…
Termina la rola, la raza en el foro esta como loca, grita de euforia y de pronto, la tal Veronica le tira un cambio de las de aca:
-LuisMi, tenemos una llamada sopresa, no es Lucia Mendez para decirte acerca del herpes; sabemos que es una llamada privada pero, tu nos debes la vida a nosotros y tu carrera y te chingas asi que aquí va.
-¿Sorpresa Vero? ¿De qué hablasssssssss? ¡¿Cómo Dice?!
Y pone cara de “échale no hay pedo” y en eso que la Vero pide que hable la otra persona que está al otro lado del “phone” y mocos, que es el carnaval de LuisMi el tal Alejandro bien embarillado. Uta, esta como agua para chocolate, echando espuma por la boca.
-¿Bueno?
-¿qué paso pinche Sol? No eres más sordo porque no eres más grande. Pinche come solo.
-¿qué paso Alex hermoso que guapo estas, bello, precioso, supermegachiquito papa?
-Que culey eres pinshi Luismi, ni para unos tostitos con queso me haz mandado ojete
-¡¿cómo dice?! ¡Mi mariachi!
Y cuando no, la pinche acomedida de Veronica Castro:
-Invitalo LuisMi, no seas ojete cabrón
Pinche vieja, están queriendo meter a Mickey al bote porque debe un chingo (mucho) de varo y esta vieja sonsa embroncándolo más queriendo que se traiga a su carnal desde Miami como si costara 3 pesos y dos duvalines traerlo desde allá.
-Alex ¿quieres que te mande tu boleto en primera fila VIP weeeeeeeee?
-Coppel deberías de pagar cabron, la otra vez quise comprar unos crocs y me dieron pa tras porque no has pagado dos letras.
-¡¿Cómo diceeeeeeeeeeeeeee?!
Y la Vero bien jodidita: “mándale el boleto de avión, no seas pinche codo” (pinche vieja acomedida ¿no les digo?
-Alex mañana te mando los tickets por  volaris para que le caigas, tráete la hielera y los portabotes que compramos en el tianguis del Héctor Espino.
-Simón Carnal, pero estamos pendientes con una charla acerca de la jefa.
-¿¡Como dice!? Todavía que me vacunaste weeeeeeeeeey…. Sale
En la serie van y vienen al pasado y al presente y en este episodio no es la excepción.
Se van a la época en la cual LuisMi ya anda en la etapa de entre niño y “todo me molesta, ojala se mueran mis papas y porque tengo pelos en las piernas” y es cuando le comienza a cambiar la voz.
Está en un concierto y de pronto no puede levantar ciertos tonos agudos que antes levantaba cuando tenía la voz  de ALVIN y las ardillas.
Un vato del staff le dice a Luisito “Apocalipsis Now” Rey que si Mickey ya no canta que no se va a poder hacer la gira TKT con los Recoditos, así que que más vale que lo lleve con un doctor para que lo examine y determine si le siguen metiendo lana o de plano lo mandan a chupar faros a otro laredo.
-Ey Luisito, que Mickey ya no puede cantar
-Coñoooooooooooo tío, esas broncas las tenia yo también cuando cantaba en el Pluma Blanca y no tuves pedos, son las hormonas, con dos cahuamas y una caja de cigarros se le quita
-No seas loco Luisito, te van a mandar al DIF y al morro te lo van a quitar y lo van a mandar a la Ciudad de Los Niños
-Coñooooooooooooooooooooooooooo Tíooooooooooooooooooo coñoooooooo
-Llevalo con un doctor o vete despidiendo de la fama, la fortuna, el rock n roll y la cheve bien helada.
-Coñoooooooooooooooooooooooooooooo
Y así lo hace, lo examina un wey de esos que examinan (no sé cómo se llaman y me vale 3 pepinos) y el  fulano les dice que Mickey por lo menos debe de descansar un año, porquito más porquito menos.
A LuisMi se le agüita la cachora bien gacho:
-Papilingo: what can we do it about this?
-Coñooooooooooooo Mickey (no sé, pero creo que debemos de hacer algo)
-Yo quiero seguir cantando papilingo, tengo mucha chamba y ya tengo apartada la sauceda para el tributo a Iron Maiden
-Coño Mickeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeey (no te preocupes hijo, we can work it out)
Luego sale una escena donde está el Tío vividor con una fulana y le tira cambio a Luisito “Incubus” Rey.
Se llevan a Mickey al cuarto de hotel y le ponen a la prosti enfrente y le dice su papilngo:
-Mickey, coñooooooooooooooooo (Mickey coño)
Y prau prau “all night long” con la dama…
Mientras tanto Luisito “Inferno” Rey se va y se pega una revolcada de aquellas con las disque teacher de Mickey y cuando le terminan con el acto, Luisito se va a echar un regaderaso, y de seguro a poner aquello en remojo en cloro, por si las moscas. Cuando suena el teléfono y es la Marcelota y contesta la Teacher y se da color Marcelota de que le están haciendo e chivo los tamales.
Marcelota que tenía como 16 meses de embarazo se pega la encabronada de su vida y la Teacher le cuelga.
Al otro dia LuisMi trae una sonrisa que aunque cerraras los ojos la seguías viendo y piensan estos weyes que así conseguirían acelerar el proceso evolutivo del puberto.
No sé si funcione, ustedes no lo intenten en sus casas.
Ya de vuelta en el presente, Lusito “Vividor” Rey funda su casa disquera y anda buscando talentos ya que LuisMi lo mando al nabo; llega una señora con su hija, la morrita canta como los mismísimos ángeles y Lusito piensa que ya chingo papeleta y que con esa morrita se va a forrar de chingos de dinero, cheve, cigarros y más lana.
La jefa de la morrita como que es medio colmilluda y no le firma luego luego, como que quiere ver que ondas.
Luisito le promete conseguirle al mejor autor y compositor de música, Juan Carlos Calderón, pero cuando lo invita para que escuchara a la morrita le dice que tiene talento y ahí aprovecha Luisito para decirle que le componga regetones y dos guapangos para la mocosa y el Juan Carlos Calderón le dice que nel, que él es del barrio de Mickey y lo batea.
Entonces, luego Luisito le dice a la mamá de la morrita que le va a conseguir un duo con LuisMi.
LuisMi  ya esta en Las Vegas con su carnal que lo llevo bien ahuevo, y antes del concierto Alex esta chingue y chingue de que tienen que hablar  acerca de Marcela.
-Ooooooooooh pinche Aleeeeeeeeex chingassssssssssssssssss. Despues del tokin nos echamos unos pomos y platicamos.
-Sale pues…
Ya después del concierto, están en el hotel, cambiándose Mickey y, a pesar de que están en los 80´s finales o principio de los 90´s, se ve por la ventana el Bellagio, que su fecha de apertura fue el 15 de octubre de 1998. Pero no perdamos el tiempo en babosadas y continuemos.
El Sol se acuerda de que  quedo de ir a cenar con el papá de Jaime Camil, el señor Jaime Camil Garza y el pinche aferrado de Alejandro está en la cena con una cara de caga palo porque el señoron está enojado porque no han podido hablar de su jefa.
El Sr Camil le dice que él le presta la lana, que ahí la trae en la guantera del vocho, pero LuisMi no acepta.
Al otro día, el representante de Mickey le dice que no se pueden ir a México porque anda un pendejo llamado Arjona cantando pendejadas y también han metido al bote a Laureano Brizuela por evasión de impuestos.
¡Oh my God!
El Sr Camil le dice que le caigan a su pie de casa que tiene en Aspen y se van en su avión privado. Antes llegan al Otzo para llenar la hielera e irse pisteando en el avión.
Llegan y están oyendo rolitas de LuisMi ya en la casa del Sr Camil cuando en eso llega un viejo amor del Sol, la hija de Don Camil y le tira carrilla a su viejo por las rolitas cuando de pronto se da color de que LuisMi y su carnal están ahí.
Pum le hace el corazón, PUM PUM PUM PUM
La morrita la juega de que nel pastel, pero se nota a kilómetros que simón quiere de todo con LuisMi.  Quiere el pingüino con todo y relleno cremosito.
LuisMi y Alex se van de party y la morra se hace del rogar y no va. Dice que tiene pillamada y que además pidieron pizzas del Benjis y que van a ver la bioserie de Lupita Dalessio, asi que no va.

En el cotorreo Alex se embarilla otra vez, se agarra un Circuito Norte / Mendoza y se va a la casa de los Camil.
Alraton llega LuisMi y se topa con las morritas y comienza  tirar party.
Al otro dia Alex habla con el Sr Camil y el Don le dice que no la chingue, que el vato se parte las madres todos los días y que su papá se lo “trancio” y que aparte el SAT y los de Compartamos lo quieren meter al bote.
Alex se va de return a Miami sin despedirse.
Don Camil al ver que LuisMi le está entrando la calors con la hija, decide darle la lana para que se vaya a Mexico y ponga en orden su desmadre. Obvio el Sr Camil sabía que es más barato darle 20 millones de dólares a que le embarace a la hija y tenerlo como yerno. Más vale prevenimss
Quien diría que años más tarde la morrita se casaría con el pendejo de Garibaldi.
Ya tiene todo en orden el wey cuando de pronto le habla Luisito Rey:
-Coñooooooooooooo Mickeyyyyyyyyyyyyyyy (que paso hijazo de mi vidaza, hazme un paro)
-¿Qué quiere inche viejo culey?
-Coñoooooooooo Mickeeeeeeeeeeey (necesito que vengas a mi inauguración de mi casa disquera, que grabes un duo con una morrita que nadie conoce y que me prestes la colección de Metallica y el disco del Tri en vivo desde la cárcel de Santa Martha)
-Nel, estas bien pendejo, chinga tu cola, adiós
Y pum que le cuelga
-Coñooooooooooooooo Mickeyyyyyyyyyyyyyyyy
La inauguración es un fracaso, la mamá de la morrita lo batea porque no le consiguió ni el dueto con LuisMi ni las canciones de Calderón y por más que la quiso emborrachar la Doña no capio…
No se pierdan la próxima semana el episodio 9 de LuisMi
Saludes
Charles









lunes, 4 de junio de 2018

“Somos instantes”


“Somos instantes” decía la malla de acero mientras bajaba hasta romper en una pequeña nube de polvo sobre el suelo con un estruendo de esos que a las 12 de la noche parece una bomba nuclear.
Era la gran noche del 24 o ya más bien 25 de diciembre, Noche Buena, nos había tocado trabajar en la tienda donde vendíamos ropa hasta esa hora ¿Por qué? Porque el dueño, un cabrón que no tenía a nadie más que así mismo, le parecía que la navidad era solo un día más.
Y quizás tenía razón, ahora a mis 45 años si lo veo así.
Pero en aquellos años, por allá en los 1995 cuando tenía unos 22 años, pasar la noche buena en una tienda esperando las “compras de pánico” (las cuales nunca llegaron) parecía un castigo del infierno.
Dieron las 12, la gerente ya había hecho el corte desde las 8 pm ya que el centro de la ciudad estaba totalmente vacío. Unos amigos que trabajaban ahí y yo nos sentamos a mitad de la avenida Colosio a fumar cigarros  sin que pasara un solo auto… era demencial y bizarro… a lo lejos, por allá por la calle Garmendia pasaban de pronto unos policías con las luces encendidas buscando prostitutas o quizás borrachos para bajarles “el aguinaldo”.
Pues como les decía, llego la media noche, nos dimos el abrazo de “feliz navidad”, no salimos en chinga, hacia un frio de los mil demonios… y cuando baje la cortina de acero ahí estaba el escrito en pintura blanca de aerosol  “somos instantes”.
Nos despedimos, lo que tenían auto se fueron y el novio de la gerente le esperaba en su motocicleta. Todos se esfumaron como el humo de un cerillo apagándose sobre un charco de agua en el suelo.
Obviamente no había ni taxis ni camiones… tendría que caminar hasta mi casa, la cual, en honor de la verdad, no estaba tan lejos. Quizás si a esa hora y con ese frio, pero pues, a caminarle de una vez.
No sé cuántos cigarros fume en el trayecto, pero cuando llegue al Blvd. Luis Encinas, me detuve antes de cruzar y las calles estaba desiertas… bellísimamente solas…  ni una alma ni perro ni nada que respirara estaba ahí ene se momento… solo yo y el viento frio congelándome la cara.
“Puta que frio”-pensé y luego tire el cigarro y metí mis manos en los bolsillos de mi pantalón y pensé de nuevo “somos instantes”.
Uno se pone triste cuando alguien cercano muere quizás porque de alguna manera sentimos que nos pertenece de una forma u otra. “Mis amigos; mis padres; mi novia; mis hermanos; mi perro, mi, mi, mi, mi”.
Lo que supe o descubrí esa noche, es que tarde que temprano, todo se va al carajo de una manera rápida o discreta…
La última vez que jugué con mis amigos del kínder; la última vez que vi a mi primera novia; la última vez que hable con mis abuelos; la última vez que estuve con mis padres en el mar; la última vez que vi el cielo estrellado de Bahía Kino cuando aún era un niño.
La última vez que mire los ojos de mis amigos de Monterrey y reí con ellos.
La última vez que bese a mi Tía o la última vez que abrace a mis primos.
La última vez que vi el cerro de la silla o la última vez que ensaye con la banda donde estaba. La última vez que tocamos; la última vez que reímos todos juntos.
La última vez que estuve con mis amigos de la carrera.
La última vez que nos juntamos los amigos del grupo de la iglesia y cantamos.
Todo tiene una última vez en esta vida… todas esas últimas veces son muertes… son cosas que terminan, que dejan huecos en el alma.
Y uno tiene que seguir que continuar avanzando como si todo aquello no hubiera existido. Como si no se extrañara, como si no se necesitara, como si no se hubiera quedado una parte de tu vida en ellos.
“La gente muere todo el tiempo”- pensé, pero no hay nada más triste que esas muertes que no mueren, las que están ahí en algún lugar del mundo lejos de ti y no sabes por qué tuvo que acabar.
Sentí de pronto que muchas cosas que había querido en mi vida me habían abandonado y me dio tristeza pensar que quizás el culpable había sido yo.
Yo mismo me había “complotado” todo este tiempo para estar solo y lejos…
Yo mismo me había convertido en tan “solo un instante” para los demás…
Llegue a mi casa y aquello era lo que había querido ver desde las 6 de la tarde… todos juntos, comiendo y riendo y platicando anécdotas y travesuras.
El calor de la chimenea me abrazo y los brazos de mi madre me rodearon y me hicieron sentir como un niño de 10 años.
“somos instantes”
Somos una fracción de tiempo en el universo donde después de miles de millones de años, a nadie le importa.
Instantes…
Charles Espriella 4/06/2018

jueves, 17 de mayo de 2018

Cuidado quien eres frente a tus hijos

Hace unos días, en una cena con unos amigos platicábamos acerca de que, uno de ellos estaba muerto de celos porque su hija de 15 años ya andaba de novia y el novio era, según dijo esta persona "un cabrón"...
Le comente que, había leído por ahí que los hijos buscan cuando ya tienen cierta edad personas que le brinden una seguridad en una relación, y que, para bien o para mal, a veces terminan con personas muy parecidas en su conducta incluso físicamente. No digo que estén "enamorados" de sus padres, digo que es lo que conocen y es lo que en base a la experiencia de vida de los hijos, creen que es el ideal de familia o persona. Por eso, a veces, no siempre, la epos@, novi@ o amante de los hijos tienen perfiles de conducta muy parecidos a los de sus padres. He ahí la importancia del ejemplo que le damos a nuestros hijos.
Sé que cualquier consejo que venga de un desconocido acerca de como educar a sus hijos puede ser por de más odioso. Te cae mal que un pariente te lo diga, mucho más alguien que no conoces.
Pero lean esto como algo que posiblemente hará de sus hijos mejores seres humanos: siembren cosas buenas siempre y den un buen ejemplo. Traten con respeto a sus parejas, a sus casas y a sus hijos. No les enseñen a buscar después a malas versiones de ustedes en otros.
Demuestrenle la maravillosa Persona que son....
Les dejo unas foto de Frances Bean Cobain la hija de Kurt Cobain con su ex (que le quito hasta la guitarra de su padre con el divorcio) y fotos del mismo Kurt.
Se que ella estaba muy chica cuando murió su padre, pero la influencia de nosotros continua continua incluso después de muertos.
Saludos gente
Charles




sábado, 12 de mayo de 2018

Bye Bye Seahawk


Bye Bye Seahawk
Por Charles Espriella
Es sábado, ya pasa de medio día, voy caminando por la banqueta del lado sur del Blvd. Luis Encinas y voy de este a oeste rumbo a un restaurante de comida rápida.
Me fijo en la banqueta y pienso que seguramente esa banqueta tiene más de 40 años. Luce vieja, antigua, como de otra época. Esta más alta que su vecina del lado norte.  Pedazos de chicles pegados como tatuajes; colillas de cigarros; botellas de plásticos y trozos de papel están habitando sobre el caliente cemento de mayo. Son solo 35 grados centígrados a las 2.:12 pm… no es para tanto… quizás este exagerando.
Sigo caminando, lento, me duele el tobillo izquierdo. Ayer corrí media hora y cuando me baje de la caminadora, pise mal y me doble el pie.  Así que, transito sin prisas, con un dolorcito rico que parece como que quema pero da punzadas de electricidad sobre la parte interior del pie.
Pienso de pronto que la banqueta, a pesar de ser antigua, se ve sólida y fuerte… y en esos pensamientos estaba hundiendo mis pasos, entre el dolor, el hambre y cemento cuando de pronto,  un fuerte viento me vuela la gorra que traía y la hace sobrevolar por encima de unas maceteras que están abandonadas justo donde antes estaba el Canal 12 de Televisa.... va y aterriza justo en la rúa del Luis Encinas… Me imagino que se pueden imaginar lo que viene a continuación… ¡así es! Un camión del transporte urbano, que venía como a unos 40 kilómetros por hora, le pasa por encima a mi “cachucha”…
Y no es cualquier gorra, es la de los Seahawks…  de mis favoritas pues…
Le pasa por encima, y la misma fuerza del mastodonte de acero hace que todavía ruede hacia donde  avanzaba la mole como si la gorra buscara seguir al camión.
Pego un revire para todos lados… no hay nadie… solo mi gorra atropellada y mal trecha, mi 1000 preguntas acerca de las posibilidades de que esto ocurriera y yo… camino adolorido física y moralmente hasta dónde está  mi gorra y veo que está hecha un harapo… ¿por qué la vida es tan injusta? Sabe… pinche vida así es… le vale un pepino tu existencia… es más, puedo apostar doble a nada que ni te hace en la Tierra…
De la nada sale un cabrón que venía corriendo por entre el camellón y llega hasta donde estoy, el wey era una mezcla entre Cepillin, el Mago de Oz y Paty Chapoy… raro hasta las madres.
-¡A la bestia jefe! ¡Qué mala onda que le fregaran la cachcucha!-  para luego reírse como si fuera payaso de circo el muy jodidito.
¿Qué le dices a una persona que no conoces y que se burla de tu tragedia  y que tiene la finta de asesino serial?
-Si mi amigo, que mala suerte- le contesto.
-¡Simón! Y se ve que estaba chila la cachcucha…
-Me gustaba mucho, era de mis favoritas…
-¿Y qué vas a hacer con ella jefe?
-Pues no sé, tirarla quizás… ¿la quieres?- le pregunte mientras lo miraba a los ojos.
-¡Ahuevo Jefe! ¡Está bien chingona!- me contesto como si hubiera ganado el “melate”.
Tome mi sucia y favorita gorra y la vi y mis dedos se aferraban a ella… algo en mi me decía que no debía dejarla ir… que quizás con mucho Suavitel y jabón Zote se podía hacer algo… pero ya le había dicho a mi amigo Cepillin que se la iba a regalar… o al menos lo había sugerido…
Y como muchas cosas que he hecho en mi vida pensé: “chingue su madre” y se la di al Cepillin mientras miraba como los ojos del amigo se le ponían grandes y redondos como dos platos.
-¡Que machín Jefe! ¡Muchas gracias!- le pego una sacudida contra su muslo derecho, que en honor a la verdad, estaba más sucia la tela del pantalón que la misma gorra; se la lleva lentamente a la cabeza y sonriendo me pregunta: “¿Cómo luce Jefe?” a lo que solo le contesto: “poca madre”…



lunes, 2 de abril de 2018

El rockstar Piruli

Amigotes, les tengo que contar una historia, una real, de esas inverosímiles...
Tengo un amigo que es fan de Victor Iturbe "el piruli"...
Desgraciadamente es neta y me queda claro que esto tiene la misma relevancia que la que tiene comprar abonados para ir a ver a los naranjeros
Pero este cabrón, por alguna extraña razón, es super fan. Tiene todos los discos y toca sus canciones con la guitarra y asevera que no hay cantante más grande que él, que el mismo Piruli.
Y seamos honestos, que no mame el wey.
No conozco ninguna canción de tal sr. Iturbe solo sé que un día por allá en los 80´s alguien lo mato y ya.
Lo cual no esta bien, obviamente, nadie merece que te mate pero, volviendo a mi compa, este cabrón cuando estamos en alguna reunión en chinga saca los discos de este señor y cuando eso sucede sabes que sera una larga y eterna noche.
Y comienza a contar la biografía de este señor y hasta sabe la marcas de trajes que usaba y todas esas cosas que los fans de verdad saben.
En su oficina tiene en un porta retratos una foto de su familia, eposa e hijos y en la otra una del Piruli. ¿qué pedo con esto?
En una fiesta de halloween de hace unos años, según él llego disfrazado del único y sensacional Piruli y todo mundo le preguntaba que quien era: ¿eres Fito Giron?" y puras de esas y se puso una encabronada... tomo sus 20 discos del Piruli y salio echando chispas de la dichosa fiesta.
Al otro día le marque y le dije que tenia que entender que ese señor ya nadie lo conocia, que deberia de buscarse un artista más contemporáneo y me dijo: "pinche Charles, tu mamas a The Doors y Nirvana"
Es decir, puso en el mismo pedestal al Piruli, Jim Morrison y Kurt Cobain... esos son huevos de un verdadero fans...
En fin, se que esta platica era innecesaria pero tenia que compartirla porque, porque si.
Fin

viernes, 9 de marzo de 2018

Invictus

Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.
En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.
 William Ernest Henley