miércoles, 24 de mayo de 2017

Se queman palmeras en Blvd Rodriguez

Se "queman" las palmeras del Blvd Rodriguez y casi H. Aja...

En serio que si nadie vio nada, es decir, nadie vio quien las quemo, ahora si esta cabrón...
Claro, siempre esta la teoría del la "bacha" de cigarro o algún vidrio roto que sirvió como "lupa" e inicio el fire.

Hay un banco, dos agencias de autos, un restaurante de comida china a la vista...
Me dice una dama en "Twitter" que (no dice quienes son los posibles responsables de la
 conspiración) fue algo intencional para desestabilizar la paz y tranquilidad de la que gozamos los hermosillenses...

Le comento que si sabe "quienes" son, que haga algo al respecto.

Luego me dice en resumen "piensa mal y acertaras"...

Y yo toda mi vida he pensado mal, no confió en nadie, ni en mi sombra, pero nunca acierto en nada...
En fin, quizás debería ser más fácil reconocer los errores y cambiar el curso y buscar soluciones en lugar de andar viendo sombras donde no las hay...

En fin... que triste es ver como el Blvd Rodriguez cada vez se queda con menos naranjos, menos yucatecos y ahora menos palmeras...



martes, 23 de mayo de 2017

Puta Vida

Me encuentro “echándole” 200 pesosotototes de  green gasoline a lo que queda de mi carro cuando llega un señor al lado mío en un carro ONAPAFA de esos modelos que jamás en tu vida has visto.  
¿Saben a cuales me refiero? De esos que aunque digan “Ford” o cualquier otra marca conocida parecieran autos que los diseñadores fueron morros de 4 años. Bien raros, feos, pinches, más feos, en fin raros. No curiosos, raros.
Se baja del carro este señor de más menos unos 65 años y lo saluda amablemente el trabajador de la gasolinera y después le pregunta que si “cuanto le echamos”…
El señor se veía enojado de a madres (mucho) y le dice: “échale 100 pesos de la verde”…
Voltea a verme y le sonrió y le doy las buenas tardes, el señor medio sonríe y baja la mirada mientras se lleva su mano derecha a la nuca y se nota preocupado.
El “despachador” como que también se da “color” y le pregunta: “¿todo bien jefe?”
El señor voltea a verlo y le dice con voz entre cortada y queriendo aparentar firmeza: “me acaban de hablar de Nogales para decirme que mi hijo murió…”
¡Pum! Boto la pistola de gasolina que alimentaba de combustible mi nave en señal de que ya habían sido entregados esos 200 pesos de “magna”…
El despachador le dice que lo siente y yo también le comento algo parecido.
“Era buen muchacho pero se juntaba con gente mala”
Afirmo con mi cabeza en silencio sin más que decir como dándole la razón a un pobre hombre que ni conozco…
El despachador le dice: “así es la vida Don…”
Le pago al “gasolinero”, me subo al carro y mientras lo “arranco”, escucho la voz del viejo que dice: “puta vida”…
Y me voy….

Charles 

sábado, 20 de mayo de 2017

Con la edad ¿Uno se encoge o crece?

En los pantalones que uso regularmente los compro de "largo" talla 32...
Últimamente he notado que me "empiezan" a quedar "pochis"...
¿Con la edad uno encoge y no crece verdad?
Entonces, mi teoría es, como viejito que soy estoy comenzando a usar el pantalón un poco más arriba, no como Joaquín Pardavé pero ahí la llevo...
Hacernos viejos nos da la libertad de hacer ciertas cosas como no seguir las normas de la moda convencional... crecer es liberarse de lo que piensen los demás, sin duda.
Nota mental: compra 34



viernes, 19 de mayo de 2017

Carretera al Infierno: Bahía Kino

Carretera al Infierno
Hace más o menos un par de semanas fui con mi familia a Bahía Kino.
El viaje se planeó como se planean muchas cosas en la vida: de improviso.
Estábamos desayunando en el conocido establecimiento de hamburguesas cuando de pronto la tal Ale me dice: “¿y si vamos a la playa?”… a lo que yo de manera inmediata y expedita le conteste con toda la discreción que se puede tener un  lunes de puente: “fierro”…
Pues nos fuimos a la casa  a levantar a los plebes y subir al “silver bullet” toallas, pelotas, trajes de baño, papitas, agua, más papitas, más agua y todos los “guegueres” ´propios y de suma utilidad que se utilizan en la playa… cualquier playa… menos las playas de San Diego, están bien feas… inche arena negra y el agua esta fría de madres y…
Bueno, here we comes hacia Kino Bay y todos muy contentos, Carlos Jr iba enfrente programando a Soda Stereo, y bueno, era una algarabía, todo era alegría, buena vibra, el pinche amor flotaba en el aire…
¡Ah! Peroooooooooo (ese pinche pero que no puede faltar en mis relatos) íbamos a escasos 20 kilómetros rumbo a la tierra prometida cuando un gorila (yo creo que alguien ese día jugo Jumanji) venia como alma que lleva el diablo, en chinga en un pick up y lo veo desde el espejo retrovisor y el mendigo imbécil se me pega demasiado y me comienza a hacer cambio de luces…
Y aquí es cuando mi mente me dice: “¿Qué pedo con este baboso?”…
Por supuesto que yo seguí manejando a la velocidad que iba y espere que Don Gorila me rebase como lo hace toda la gente: por el lado derecho y NO por encima de mi…
Pues  bien, el tipo como que se hartó y le piso al acelerador y me paso de lado en CH i N G A…
En unos cuantos segundos lo perdí de vista de lo rápido que iba…
Pues bien, se fue el estrés y volvió la calma, para mi claro, la family ni se dio color… cuando de ponto llega otro cabrón en un jetta y de igual forma se me pega n chingo…
Veo el tablero del auto y observo que voy a 100 km por hora… así que digan ustedes “despacito” no iba… tampoco más rápido porque, ¡por Dios! Esa carretera es un peligro, ir a más velocidad es ir apostándole a la muerte…
Pues bien,  yo creo que este cabrón pretendía que YO me hiciera a un lado, es decir que me fuera  al ACOTAMIENTO para que su majestad pasara…
Según el Diario Oficial de la Federación, en su publicación del día 22 de noviembre del 2012, en su Artículo 2, fracción II, define ACOTAMIENTO de la siguiente manera:
  “ACOTAMIENTO, la superficie existente entre la orilla de la superficie de rodamiento y la de la corona de una carretera federal, destinada para la parada o el estacionamiento eventual de los vehículos.”
Entonces  ¿Por qué pitos tengo que exponer la vida de mi familia manejando por el acotamiento solo porque un imbécil va muy “apurado” en una carretera donde el límite de velocidad es de  80 kilómetros por hora?
Y luego este tarado me rebasa por el carril izquierdo y mientras lo hace voltea a verme con cara de que está viendo a Donald Trump agarrándole las nalgas a su mamá…
¡Ah pinche plebito mocoso!
Pues le acelera a su pinche jetta y lo pierdo de vista…
¡Ah! ¿Pero a que no saben qué?
En el Poblado Mike Animal (Como diría nuestro Cowboy to the next level), en la Costa de “Hermosio” en el primero pinche semáforo quedo carro con carro con el mendigo morrito del jetta y el cabrón ni respiraba…  si parpadeaba se me hace mucho…
¡Ah porque ustedes no me han visto mi cara de encabronado!
Y así estuvo el mendigo camino hasta Kino, gente que venía en chinga, se me pegaban, no me hacía al acotamiento, me pasaban y se perdían de lo rápido que manejaban…
Pues bien, en resumidas cuentas, la carretera está muy bien, es la raza la que no sabe cómo diablos manejar en ese tipo de ruas…
REPITO: LA CERRETERA ESTA BUENA PERO SOMOS NOSOTROS LOS QUE NO MANEJAMOS CON RESPONSABILIDAD.
Ya ni hablemos de que vienen “pistiando”, amanecidos, con algún “aditivo” más o solo son pendejos por naturaleza…
Amigos y familia, no porque el pinche carro corra “bien recio” tienen que ir en “zumba”…
La playa no se va a ir a ningún lado, “calmensens”…
Quiéranse tantito, no sean weyes.
Hay gente que los ama y espera, manejen con precaución…
Esto también aplica para la ciudad, aquí por la Calle Reforma todos los días pasa la raza “volando”.
Nuestra bonita y siempre asertiva Ley de Tránsito, en su artículo 88 establece como límites máximos de velocidad cuando no haya señales indicadoras de 60 kilómetros por hora en bulevares, 45 kilómetros por hora en pares viales, 30 kilómetros por hora en calles o avenidas, 20 kilómetros por hora en zonas escolares y 80 kilómetros por hora en zonas fuera de los perímetros urbanos.”
Tengan un excelente viernes
Saludes

Charles “Guardián de la Galaxia” Espriella

Bye Bye Mr Chris Cornell

En la escena del rock mucha gente crítico al movimiento que se dio en los 90's.
Estábamos acostumbrados al "glam", a las poses exageradas y a las letras fiesteras; al glamour de los 80's entre otras cosas.
Llegan los 90's con su "música alternativa" o "grunge" y muchos rockers la adoptamos y otros dijeron que solo fue una moda o una pose.
Pues bien, mi época, mi juventud temprana o tardía fue víctima de esta época.
No voy a citar bandas, ya sabemos quienes fueron, sería una pérdida de tiempo dar "porques" o intentar convencer a los rockeros conservadores acerca de porque estas bandas marcaron una época y pusieron de cabeza a las disqueras y crearon una forma nueva de hacer rock, de pensar y de vestir, de ver la vida y de saborearla, entre otras cosas.
Hoy se cierra un ciclo, uno importante para miles de personas alrededor del mundo. Uno donde la música y tu forma de vivir y ver las cosas se transformó y adoptó visiones y quimeras distintas. Uno donde no tenías que parecer rocker para serlo. Donde las ideas y convicciones fluían libres sin prejuicios y sin poses de "rockstars"...
Hoy se apago casi casi una de las voces más representativas de esa época de nuestros queridos 90's... hoy se nos fue parte de nuestra juventud en ello.
La muerte de Chris Cornell solo demuestra lo frágil y sublime que es la vida... lo temporal y exquisitamente endeble que es la vida, las generaciones, la vida misma.
Hoy es un día triste y no quiero acostumbrarme a los días tristes, pero es algo que eventualmente, estarán llegando conforme pasen los años.
Viva Chris Cornell, gracias por tu música, tu pasión, tus letras y gracias por todo.
La forma en la que decidiste irte es tan injusta.
Si existe un cielo, confió en que tu alma ya está en paz.
Rock n Roll
Charles

miércoles, 17 de mayo de 2017

Dinero en la calle

Dinero en la calle
Son las 5:30 pm del 17 de mayo del 2017… camino por la banqueta-estacionamiento-restaurante-parada de camiones (por el “Boulebordo” Luis Encinas) con rumbo hacia (o “enque” la) “Office Depot” disfrutando de este maravilloso y playero clima que incita a tomar agua, soda, horchata, root beer o en su defecto un Pau Pau…
Pues está  “la calors” de un agrado que se me ocurre caminar despacito, disfrutando de los rayos solares, contribuyendo para que la vitamina D se genere a discreción producto del fenómeno natural que la naturaleza naturalmente  genera en nuestro body.  (¿Sabían que debemos de exponernos diariamente entre 15 y 30 minutos al día para que esto como por parte de magia se dé?, pinche naturaleza es muy sabia, lástima que a veces salga con dejadaspen)
Pues ahí voy arre que arre al caminito a quimichu a quimichu cuando de pronto (siempre en mis relatos no hay felicidad completa, alguna babosada me tiene que pasar) me encuentro justo entre a una parada de camiones (no es la de las que cuestan 3 mil millones y tienen helipuerto,  jacuzzi, bar, internecs y fotos de autografiadas por Vinicio Castilla) y un carrito de jotdogs un billete de 200 morlacos y mi ojo derecho, que es el que tiene la vista como la del Termineitor ( esa donde sale Arnonld ElChorizzero, inche apellido gacho) lo detecta y en un paso redoblado me lanzo sobre la “Sor Juana” que estaba ya bien sudada por el calorón y que lo agarro…
Practico el típico revire para ver si no hay una mendiga cámara escondida o alguien viéndome y no hay nadie… ¿será posible tanta dicha en una fracción de segundos? 
Agarro el billete lo meto a mi bolsa del pantalón y lo vuelvo a sacar para ver si no es uno de esos billetes falsos que vienen en los algodones de azúcar que venden en las feria, y no… es de a “devis”… ¿saben lo que se siente encontrarse dinero? ¡Que van a saber si siempre andan a la “quinta” pregunta! Pues… se siente algo así como cuando en la escuela el maestro daba calificaciones del examen de astro física cuántica con ingeniería química y, obvio estudiaste pura madre, y pasas… con 6 pero pasas…
Es como cuando escuchas a Maná los jueves en tu oficina y nadie te hace bullying…
En fin, se siente muy chingon…
Y ya iba muy requeté contento cuando, esta una Doña Pelos diciéndole al dogero de unos cuentos metros más adelante: “aquí le deje el billete, era uno de doscientos”…
Miro al cielo, ahuevo, siempre miro al cielo cuando me sale con chingaderas como estas; respiro hondo y me acerco al epicentro del conflicto y le digo: “¿señora, este es su billete?” y yo pensando: “que me diga que no, que me diga que no”, que me dijera: “no joven hermoso y apuesto de increíble garbo, mi billete tenia a Sor Juana mirando para el otro lado” y ya, cumplir con mi misión en esta vida de no joder a nadie e irme feliz con rumbo desconocido y aspecto cholo.
¡Ah pero no! ¡Qué va!, me dice: “si Mijo, es mío”…
Pongo mi sonrisa Colgate con toda la demás cara de clínex usado y se lo doy…
Ya cuando me andaba yendo me dice la señora: “Dios te dé más guaperrimo peloncito”…
Y ya, me fui y cuando llegue al Oficce Deport me di cuenta que había dejado mi cartera…
Esos es todo.
¿Qué querían? ¿Petróleo? No hay…
Fin
Charles  “gambusino” Espriella 

domingo, 14 de mayo de 2017

Hermosillo en Llamas

Iba a comentar acerca de los hechos de ayer y hoy amanecimos con la triste noticia del asesinato del enfermero que días pasados fue atacado por unos adolescentes.
Algo me dice que debemos de hacer algo, algo más que solo hablar y escribir. 
Trabajar a favor de La Paz y no estarles haciendo el juego a quienes trafican con el miedo y la violencia.

Somos más la gente que apostamos por La Paz y el amor, la armonía y el respeto a los demás. 
Debemos trabajar juntos, hombro con hombro y corazón con corazón. Porque todos algún día partiremos de este mundo, pero morir en las circunstancias en las que este pobre hombre murió es inaceptable. Murió ayer pero antes de morir tuvo dos semanas de terror desde que lo atacaron, lo amenazaron hasta el día de hoy que al fin acabaron con su vida.

No era un maleante o un adicto o vividor, era un ENFERMERO que quién sabe cuántas vidas salvo. Quizás salvo la vida de algún sobrino o hijo tuyo, y como murió no lo merecía ni él ni nadie.
El ayudaba a salvar vidas por un sueldo quizá injusto, pero lo hacía. ¿Notan hacia donde nos estamos yendo como sociedad?


Hoy andan de nuevo las patrullas a todo lo que dan y que bueno, esa es su chamba pero ya no queremos quedarnos con la sensación cada mañana al salir de nuestras casas si volveremos a ver a nuestros seres queridos.


Dicen que el valiente vive hasta que el cobarde quiere...
Pues bien ¿cuanto nos falta?
Tengan un buen día
Charles