lunes, 24 de julio de 2017

"Vivir Plenamente" -Ernest Hemingway

"Vivir Plenamente"
-Ernest Hemingway
Temía estar solo, hasta que aprendí a quererme a mí mismo.
Temía fracasar, hasta que me di cuenta que 
únicamente fracaso cuando no lo intento.
Temía lo que la gente opinara de mí, hasta 
que me di cuenta que de todos modos opinan.
Temía me rechazaran, hasta que entendí 
que debía tener fe en mi mismo.
Temía al dolor, hasta que aprendí que 
éste es necesario para crecer.
Temía a la verdad, hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.
Temía a la muerte, hasta que aprendí que no es el final, 
sino más bien el comienzo.
Temía al odio, hasta que me di cuenta 
que no es otra cosa más que ignorancia.
Temía al ridículo, hasta que aprendí a reírme de mí mismo.
Temía hacerme viejo, hasta que 
comprendí que ganaba sabiduría día a día.
Temía al pasado, hasta que comprendí que 
es sólo mi proyección mental y ya 
no puede herirme más.
Temía a la oscuridad, hasta 
que vi la belleza de la luz de una estrella.
Temía al cambio, hasta que vi que 
aún la mariposa más hermosa necesitaba 
pasar por una metamorfosis antes de volar.
Hagamos que nuestras vidas cada día tengan mas vida y 
si nos sentimos desfallecer 
no olvidemos que al final siempre hay algo más.
Hay que vivir plenamente porque la vida pasa pronto.

sábado, 22 de julio de 2017

Hasta pronto Luz María, hasta siempre.

¿Recuerdas la primera vez que hablamos?
Teníamos muchos sueños, menos peso y en mi caso mas cabello.
Estábamos allí sentados en las escalinatas del Colegio Larrea intercambiando chistes y riéndonos a veces de nada a veces de otros.

Recuerdo que cuando te fuiste pensé: es una buena persona, vale la pena conocerla.
Entonces la vida nos puso en el camino y en este ir y venir por el planeta azul.
Luego comenzamos a compartir conocimientos y experiencias.

Así mismo tu casa fue mi casa y la mía tuya. Mi familia preguntaba por ti y algunos amigos cercanos también. De hecho a tus padres les decía "tíos" y siempre en navidad había un plato extra para mi.

Recuerdo tu sonrisa y también recuerdo tus lagrimas.
Recuerdo y te lo juro que lo recuerdo como si acabara de pasar la forma en que brillaban tus ojos y lo orgulloso que me hacías sentir tu amistad.
No puedo sacarme de la mente el día que me dijiste: no te preocupes, Dios esta contigo.
¿Lo recuerdas?

Y paso lo que tenia que pasar, Dios puso un ángel de la guarda en ti para mi.
Y los años siguieron corriendo de manera desenfrenada.
Y de pronto deje de verte y de saber de ti.

Te miraba por allí de vez en cuando y cuando llegábamos a coincidir en alguna reunión apenas y cruzábamos un par de palabras para después tomar su rumbo cada quien.
Me preguntaba si así tenia que ser, puesto que sinceramente habíamos pasado muy buenos momentos y en los malos nos habíamos apoyado bastante.

¿Por que ahora éramos como un par de extraños?
¿Que nos había pasado?
¿Seria que los años separan a las personas que se quieren?
¿Será que la vida nos presta a personas como tu o como yo solo por fracciones?
La ultima vez que te vi fue en el cine.
Yo iba con mi esposa y tu con tu novio.
Recuerdo que me dio mucho gusto verte y te abrace y bese tu mejilla y paso algo extraño: te mire a los ojos y pensé: es una muy buena persona, vale la pena seguir conociéndola.

Quedamos de vernos al día siguiente para ir a tomar los cuatro un café y después ir a que conocieras a mi bebe.
Lo que paso tu lo sabes bien: el día llego pero tu no.
Tuviste un accidente que te arranco de tajo sin piedad de esta vida.

A veces pienso si realmente Dios sabe lo que hace cuando se lleva a gente como tu de este mundo.

Luz María: gracias por toda tu amistad, por tu sonrisa llena de dientes y por tus lagrimas saladas y brillantes como zafiros, gracias donde quiera que te encuentres.

Gracias por cada minuto, por presentarme a mi esposa, por corregir mi mala pronunciación de ingles, por acercarme a Dios cuando fue el caso.

Gracias por decirme siempre la verdad aunque doliera.
Gracias por reírte de mis malos chistes y por decirme hasta al ultima vez que te vi que la calvicie hacia ver a los hombres "mas interesantes", aunque lo interesante en mi no estaba en mi cabeza sino en mi corazón y tu lo habías visto mucho antes que yo.

Sabes bien que algún día estaremos todos juntos donde el tiempo y el espacio son tan solo un parpadeo y entonces, en ese lugar reiremos y nos burlaremos de todo y de todos y cantaremos hasta quedar afónicos y buscaremos un momento, uno breve para recordarnos que fuimos los mejores amigos del mundo y que al lado de Dios seremos grandes e infinitos, así como debiera de ser, así como cuando un día de verano nos presentaron y pensamos: es buena persona, vale la pena conocerle.

 Dios te bendiga, Dios te abrace y te bendiga siempre y abusando de nuestra amistad y aprovechando lo cerca que estas del Creador, quiero pedirte para variar un ultimo favor: nunca dejes de sonreír, nunca dejes que me vuelva a ir, nunca me dejes.

 Por mi parte mi querida amiga, te prometo mirar al cielo de vez en cuando y aunque parezca un loco, enviarte besos y abrazos. De seguro que sabrás que son míos: ¿quien mas que yo te regalo una mañana de invierno un pedacito de luna?

Nos vemos pronto, veme haciendo un "campito" y si no es mucha molestia tómame de tu mano y no me sueltes.

Hoy sin ti la ciudad se ha vuelto menos interesante pero no por eso menos importante ya que afuera hay gente que necesita de un amigo y si no tienes inconveniente no voy a suplantarte, simplemente voy a compartir con otros lo que aprendí de ti: que un amigo es un verdadero regalo de Dios.

Hasta pronto Luz María, hasta siempre.
Atentamente
Tu amigo y hermano
 Carlos Espriella

viernes, 21 de julio de 2017

A ver Herrera, hay reglas y disciplina...

-oye ¿Herrera a donde vas?
-a segunda 
- pero es que, acabas de batear un hit y primero tienes que correr a primera!
Ah no, bueno, es que yo quiero ir a segunda.
-pues qué bueno que quieras, pero las regla dice que primero tienes que ir a primera.
-ah bueno, pero es que yo quiero jugar así.
- pues no se puede. Tienes que seguir las reglas. Así es esto.
-pues eres un retrograda porque me estás obligando a jugar como tú quieres y no me respetas.
-es que, así son las reglas y así debe de ser. Si no te gusta, juega otro deporte o júntate con beisbolistas que quieran jugar como tú...
-eres un intolerante y me estás juzgando...
-no te juzgo, pero esas son las reglas...
-pues qué mal.
-lo siento, pero así ha sido por años ¿que no sabias las reglas?
- pues si, me las dijeron, pero yo quiero jugar como yo quiero.
-pues lo siento... usted es un excelente Jardinero izquierdo y un gran bateador Sr Herrera, pero en este juego así son las reglas, muchas gracias...

miércoles, 19 de julio de 2017

EL AMOR DESPUÉS DE TI

EL AMOR DESPUÉS DE TI
¿Cómo estas mi amor? Espero que bien.
Hoy se cumplen 3 años desde que te fuiste y no sabes lo que te he extrañado.  Cada segundo es como si no pasara, como si el tiempo se detuviera, esto de querer sentirte y no poder hacerlo me complica la vida, me la “alenta”, me la hace pesada.
Te platico que esto acostado en nuestra recamara, estoy viendo tu hermosa foto que está al lado del espejo donde sonríes  en la boda de mi hermano Pablo… ¡Cómo extraño tu sonrisa!
¿Te acuerdas que esa noche te pregunte si querías casarte conmigo? Me dijiste que sí y desde aquella vez solo quería que el sol saliera cada mañana para poder verte y así fue durante 50 años.
En la cómoda donde tienes tus cosas todo sigue igual. No he querido tirar nada de ti, es lo único tuyo que me queda.
Esta tu perfume donde lo dejaste por última vez, está casi llena la botella, pero aunque a veces voy y acciono el atomizador y veo pequeñas partículas volando y huelo y te confieso que el perfume sin ti no huele a nada.
Nuestros hijos a veces vienen muy de vez en cuando. ¡Si supieran cuanto me hacen falta no se fueran nunca! Pero qué le vamos a hacer, tienen sus vidas y sus familias. Daria cualquier cosa porque fueran niños otra vez y que estuvieran corriendo de allá para acá por toda la casa mientras tú y yo los mirábamos felices. Cualquier cosa daría…
Estoy triste porque a veces siento que no me quieren, ya sabes, cosas de viejos, ojala siquiera me marcaran más seguido, no pido mucho, solo oír su voz. Cuando los oigo es como si te oyera a ti, algo sigue de alguna manera vivo de ti en ellos.
Laura tiene tus ojos y Mónica tu sonrisa… Eduardo tiene tu corazón y tu nobleza. Los tres son buenos seres humanos.
El otro día mi compadre Francisco me dijo que por que no regalaba tu ropa y cosas al asilo o a gente que lo necesitara.
Me quede helado, sin habla solo de pensar que llegaría a nuestra habitación y no estarían tus cosas.
Le dije que si lo haría para que no estuviera fregando, pero no lo voy a hacer.
¡Hay mi viejita linda como me haces falta! ¿Cuántos años más estaré sin ti?
A veces me enojo y hasta le reclamo a Dios. Un padre que ama a sus hijos no les hace daño y a mi esta situación me está matando sin matar, es cruel, muy cruel.
El compadre Francisco me dice que Dios no existe, que ni le reclame porque parezco un loco.
El Pancho cada vez está más orate.
¿En que se basara Dios para hacer estas cosas?
¿Dónde estás Güera? ¿Qué cosa se hace en la eternidad? ¿Allá donde estas me extrañas?
Voy a dormir un poco, no te prometo soñarte, ya sabes que casi no sueño, pero quizás y esta vez sí.
Te amo Güera, te amo más que nada en el mundo, te adoro tanto que duele. Nunca lo olvides.
-¡Eduardo tu papá está hablando solo otra vez en el patio! ¡Mételo está comenzando a llover!

Charles Espriella, Julio 2017

sábado, 8 de julio de 2017

Las carreteras de Sonora y detalles.

Las carreteras de Sonora y detalles.
No puedo decir la trillada frase “desde que tengo uso de razón” porque en verdad no tengo claro a qué horas llego y si realmente está aquí.
Les diré mejor “desde que me acuerdo”… suena más apropiado…
Bueno, desde que me acuerdo las carreteras en Sonora son algo así  como el “eterno enfermo que nunca se cura” y claro, el gobierno o los responsables de que “sane” son como esos médicos que solo te dan placebos o dosis limitadas de medicina para que nunca te cures y sigas siendo el “cliente perfecto”… el que no se muere, pero sigue enfermo y dejándole lana…
Así son las pinche carreteras en Sonora, pasan gobiernos, vienen y van y la carretera nunca jamás never está terminada… ni lo estará, así se los digo con esos “destos”…
Es una especie de negocio “franquicia”… que te den “chancita” de administrar una caseta de cobro es equivalente a sacarte el “Melate” y no me vayan a decir que “apenas y sale para pagarle a los empleados” porque la neta, no mamen.
Pues bien, que alguien me diga ¿Quién se hace responsable de los muertos y accidentados que hay y van a haber debido AL PÉSIMO ESTADO de las carreteras? ¿A quién hay que irle a decirles sus verdades o de perdida demandarlo y hacerlo responsable por el crimen?
¡Ah señores míos! ¡Porque es un crimen que te permitan manejar en una carretera que está hecha un harapo!
Cuando llegue a Magdalena le dije a la señorita que cobra en la caseta que no estaba dispuesto a pagar por un servicio que no se me está dando: ni puedo viajar seguro ni más rápido.
Ella me miro muy seria y me dijo: “tiene mucha razón, no pague si no quiere”…
Pero bueno, quizás “unos pocos” nos ponemos al brinco pero todos los demás si pagan y pues ¿Qué les puedo decir?
Yo no sé si mis nietos podrán ver alguna vez esta pinche carretera como Dios manda, yo espero que sí, le ruego al Creador que así sea.
Por lo pronto le pido a la autoridad correspondiente que hagan “su jale” y ya le apuren, fiscalicen, auditen y hagan lo que tengan que hacer para que la carretera ya este de perdida “funcional y segura”.

Eso es todo.

sábado, 1 de julio de 2017

¿Por qué está mal la tarifa del transporte público?

¿Por qué está mal la tarifa del transporte público?
Por el hecho de que no se justifica el servicio ni las condiciones de los camiones ni incluso el trato de algunos choferes hacia la gente, en este caso, sus clientes.
Esta mal porque quieren que les resuelva todo el gobierno con subsidios y demás cosas.
Esto aparte de ser un servicio es un negocio. Un buen amigo y cliente me dijo una vez: “si el negocio no te da ni para pagar los impuestos mejor retírate.”
La cosa aquí tal vez sea que, no hay competencia, son los mismos concesionarios que se van heredando las concesiones y que ya saben que cada tanto tiempo, sin importar que los camiones traigan las placas de Bours y que parezcan “botes mezcleros”, saben que les función llorar al gobierno y amenazarlos de que van a subir la tarifa 5 pesos, por ejemplo, para subirle dos o tres solamente y que quizás, esa la intención inicial, pero cuando se maneja así se ganan más cosas de las que se pierden, créanme.
En ventas esta estrategia se llama “Principio de reciprocidad de concesiones”
Y ustedes mis tres lectores dirán: “guat du yu min Charles?”
Pues bien, aquí les va un ejemplo que me dio una gran piscología en un curso, pongan atención, no se me apendejen.
Supongamos que tengo un sobrino que salió de la cárcel, cumplió su condena por robo con violencia (Dios guarde la hora, claro), asalto una tienda de deportes ya que es fanático del football americano; pero bueno, y quede de llevarlo al cine hoy pero me salió una junta muy importante de trabajo que no puedo reagendar.
Necesito llevarlos a él al cine y necesito ir a la junta donde hare un buen negocio.
Me topo con ustedes y les digo:
-¿“Fulanito” como estas?- le pido de mi sobrino que se aleje un poco de donde estamos dándole dinero para que vaya a comprar una soda.
- Mira fulano, resulta que él es mi sobrino, va saliendo de la cárcel, estuvo acusado de robo con violencia, estoy hablando con unos familiares para darle asilo. Quiero pedirte de favor  que me apoyes una semana para que se quede en tu casa dándole asilo, solo una semana por favor.
¿Qué crees que pase por la mente de fulanito que tiene dos hijas adolescentes y es amante de todo lo coleccionable de deportes? ¡Claro que te pasara la vida entera por la mente!
-Mi Charles, que pena, tengo familia que viene de visita y van a estar casi dos semana- claro que lo estás inventando, aun así, te sientes de alguna manera apenado y comprometido- pero bueno, quizás para otra ocasión….
-Está bien, no te preocupes, mira, ahorita voy a ir con otro amigo a pedirle el favor ¿crees que me puedas apoyar llevándolo al cine un par de horas y yo lo recojo ahí? No me gustaría que el muchacho se dé cuenta.
Lo más probable es que si aceptes y es que, después de una “gran” bronca si después te ofrezco “una bronquita” pues ya como quiera.
Así va a pasar, van a asustar con un aumento de 11.5 , la gente se va a encabronar, se visualizara por unos días pagando mucha lana, se frustraran se resignara y luego le dirán: “11.5 no pues, 9” y lo tomaran de mejor manera…
Claro, el servicio seguirá siendo un asco, andarán en carros viejos con placas del siglo pasado, sin aire y con algunos gorilas manejando como simios con lobotomía pero bueno… tenemos lo que merecemos por dejados.

Ahora si me equivoco y si lo dejan en 11.5 ¡qué poca madre!