viernes, 18 de agosto de 2017

ADIOS PHOENIX

Lo recuerdo como si hubiera sido ayer; fue en la Semana Santa del 2007, estábamos de vacaciones en Phoenix.
En aquellos días, la ciudad era una revolución total, un tipo, del que solo se tenían referencias muy débiles por parte de algunos testigos, estaba secuestrando niños.
Se los llevaba y días después aparecían sus cuerpos torturados en las orillas de las carreteras o en los parques.
La policía no sabía qué hacer, estaba vueltos locos.
La alerta “Amber” era aplicada muy seguido.
No quería ir a Phoenix, no me gustan las ciudades grandes, pero Elena quería ir porque allá vivían unas amigas de ella que la invitaban a cada rato.
Las amigas con las cuales ella creció desde la primaria hasta la universidad, las amigas de “toda la vida”.
“Ve tú” le decía entre  broma y verdad,  “Santiago y yo nos quedamos aquí en la casa”…
“Vamos todos” insistía, “te van a caer bien sus esposo, también les gusta el baseball  y la música rock”.
Después de mucha labor me convenció y fuimos.
Ella estaba embarazada de Elenita en aquel tiempo, tenía 7 meses pasados, y por ahí le quería yo convencer de que mejor nos quedáramos en casa: “es muy pesado para ti Elena, vamos a quedarnos aquí mejor.” Le decía sin lograr una sola gota de comprensión al respecto.
Pues bien, fuimos a Phoenix, nos instalamos en un hotel del centro cerca del estadio de Baseball, la casa de los “Diamondbacks” y, la verdad es que la ciudad me pareció bonita. Por lo menos esa parte.
Nos registramos; Elena le hablo a sus amigas, minutos más minutos menos llegaron y aquello parecía una fiesta.
Mientras llegaban las amigas de mi esposa, me puse a ver la televisión y fue ahí cuando en las noticias estaba un tipo de cara dura y muy seria hablando acerca del asesino de niños.
Nada más de imaginarme que eso me pudiera pasar a mí o a un ser querido, o a cualquiera, me puso mal, me hizo sentir el estómago revuelto.
Creo que no hay nada más terrible para un padre que un hijo muera, pero creo que debe de ser más terrible aun que un hijo tuyo desaparezca y nunca más sepas de él. Debe de ser la peor de tus pesadillas. Sin duda algo que no se le desea ni a tu peor enemigo.
Me tome una cerveza mientras Elena se bañaba y veía a Santiaguito  dormido sobre una de las camas que había en nuestra habitación.
Me le quede mirando pensando lo mucho que lo amaba y le di gracias a Dios por habernos dado la dicha de prestarnos a este bello angelito que había llegado a nuestras vidas para hacerla más plena y bella.
Así me acerque lentamente a él y le bese la frente y le tape y me le quede viendo por algunos minutos. “Te amo” pensé.
En la tele seguían las noticias acerca del asesino y secuestrador  de Phoenix.
Al fin Elena salió de su ducha, se vistió en un chasquido, raro en ella y justo cuando se estaba peinando, tocaron la puerta y llegaron sus amigas.
Aquello parecía una fiesta de fin de año: besos y abrazos, y gritos y más abrazos. Parecía como si tuvieran siglos sin verse.
Empezaron los planes acerca de lo que íbamos a hacer, prácticamente íbamos a vivir en 4 días lo que no habían vivido ellas en 7 años de no verse.
Telma nos dijo que en su casa tenía una niñera de mucha confianza que sería la que cuidaría a todos los niños, que no nos preocupáramos.
Nos pusimos de acuerdo y quedamos de vernos más tarde para irnos de “party” por la ciudad.
Elena quiso ir a una tienda que estaba cerca del hotel, un “Mervyns”  a comprar algo de ropa.
Llegamos y, claro que vio “toda la ropa”… pantalón por pantalón…
Santiago y yo estábamos cansados y aburridos hasta que después de casi 2 horas llego Elena con solo “una” blusa y de su boca salió un “no hay nada que me guste, todo está muy escogido”…
Nos fuimos a la caja y, claro, había una fila larga de unas 15 personas… el lugar estaba repleto de gente.
La fila no avanzaba, a Elena le dolían los pies y Santiago estaba aburrido lo que le sigue.
Mientras Elena veía la ropa, caminando por ahí había visto en el área de discos y libros un disco de ACDC y mientras hacía fila pensé en comprarlo de una vez.
-Elena, quédate con Santiago, voy por CD que vi.
-Ok- me respondió y me fui lentamente sabiendo que le faltaba rato a la fila para que llegara nuestro turno para pagar.
Cuando volví con el disco seguía la fila prácticamente igual y veo que Santiago no estaba con Elena.
-¿Y Santiago Elena, dónde está?
-Se fue tras de ti- me respondió…
-No juegues Elena, no lo vi, no lo vi en ningún momento conmigo…
-Por ahí debe de estar- me dijo mientras pegaba un grito discreto llamando a nuestro hijo.
Me vino a la mente las noticias de la televisión y sentí que se me nublaba la vista.
-¡Santiago! ¡Santiago!- grite histérico, la gente a mi alrededor volteo a verme asustada.
-¡Santiaguito! ¡Hijo! ¿Dónde estás Campeón?
Llega un guardia de seguridad que estaba cerca de nosotros y me pregunta que qué es lo que pasaba; como pude en mi mal inglés, le explique que mi hijo se había perdido.
Le hizo una seña a la cajera y ella dejo de cobrar y por medio de la radio que traía dijo no sé qué cosa y cerraron las puertas de cualquier salida de la tienda y se reunieron con nosotros otros guardias y empleados de la tienda.
A un hombre que hablaba español le di la descripción de mi hijo y su nombre y de inmediato comenzaron a buscarlo por toda la tienda, vestidores, baños, entre la ropa y escuchaba cuando las otras personas le llamaban “¡Santiago! ¡Santiago!
Inclusive algunos clientes estaban ayudando.
Un guardia llamo a la policía y según me dijeron dieron la dichosa alerta “Amber”… mi niño era una alerta “Amber”…
Pasaron cinco, luego veinte minutos y luego la hora…
Elena estaba llorando hincada en el sueño y gritaba su nombre… yo no sabía qué hacer si enojarme con ella o conmigo o tirarme al suelo…
Una señora que era cliente intentaba consolarla y le pasaba el brazo por los hombros y le decía que debía calmarse por él bebe que estaba esperando.

No dejaba de rezar, le ofrecí a Dios todo, todo lo que se le puede ofrecer cuando sientes que tu vida cae en un abismo… “No me hagas esto Señor, por favor, no me hagas esto…”
Llega el manager de la tienda y me pide que lo acompañe para ver los videos de las cámaras de seguridad.
Le da a la tecla de “play” y comienza el video… en las imágenes se ve la gente entrando y saliendo… y de pronto, se ve un hombre vestido de blanco llevando de la mano a Santiago… después desaparece de cuadro y es lo último que vi de mi niño.
Aquellos momentos quería meterme a la pantalla, arrebatárselo, golpear al tipo ese hasta la muerte… sentía que mi cabeza iba a explotar…  quería vomitar, quería desaparecer…
Paso todo lo que tiene que pasar… Santiago no apareció ni su cuerpo…
Elena y yo nos separamos hace 4 años… nos volvimos insoportables el uno con el otro…
Elenita vive con ella… se parece mucho a Santiago… no puedo evitar llorar cuando la veo y sé que ella no lo merece.
Sé que también le falle a ella cuando le falle a él…
Elenita no se merece esto. Se merece todo el amor del mundo.
¿Dónde estás Santiaguito? ¿Habrás dormido bien? ¿Comiste? ¿Estas vivo? ¿Me perdonas?
Perdóname por favor, perdóname hijo…
Adiós Phoenix

Charles Espriella
Agosto del 2017

sábado, 12 de agosto de 2017

Bye bye, hasta pronto Mireya

Ayer en la noche andaba navegando por las redes sociales cuando de pronto me acorde de una amiga que tenia mucho tiempo que no sabia de ella ya que no había publicado nada en este medio. Me extraño y dije: "voy a visitarla", claro, a su profile ya que no vive aquí...
Pinche sorpresa cuando entro y comienzo a leer que sus amigos estaban publicando pésames, memorias, historias, poemas y canciones en su honor ya que había fallecido...
No pude evitar sentir como si una mano apretara mi corazón...
Un día estamos y otro no...
Mi maestro de literatura siempre nos decía: "nadie es indispensable"
Quizás el jamás haya apreciado y querido mucho a alguien para decir eso...
Me quede pensando en ella hasta que me venció el sueno...
Y así las cosas...
Charles

12 agosto 2015

viernes, 11 de agosto de 2017

La Cebollita

“La Cebollita”
Había una compañera en la prepa que le decían "La Cebollita"... esta dama, tenía la característica peculiar de estar en ese "limbo" entre la niñez y la adolescencia en el cual no eres una cosa pero tampoco otra, es decir, tus hormonas hacen un trabajo extra pero tú no lo percibes. "La Cebollita" era una de esas personas.
Independientemente de su sobrepeso, las glándulas sudoripadas hacían su trabajo natural y normal, lo cual para mi punto de vista eso está perfecto. La bronca es que, ni en su casa su familia ni en la prepa sus amigos le decían que ella destilaba un olor semejante al de las cebollitas desde sus axilas pubertas... de allí el sobre nombre de "La Cebollita"...
Recuerdo que era muy simpática y aplicada, malamente me le acoplaba en los exámenes o tareas y me aguantaba de sus aromas con tal de salir bien... Reconozco que soy un patán...
En fin, hoy tuve que ir a las oficinas del SAT y saliendo (más confundido) iba rumbo a mi carro cuando de pronto escucho mi nombre a lo lejos: "Carlitoooooooooooooos"...
Volteo y veo que viene "La Cebollita" a toda prisa con una enorme sonrisa y sus brazos bien abiertos, muy abiertos, demasiado abiertos...
El tiempo se detuvo, era como si todo estuviera en cámara lenta. El impacto era inminente y no había para donde hacerme...
Mientras más se acerca no puedo evitar ver pasar mi vida en segundos y de recordar su buqué...
Llega hasta a mí y mi abraza más fuerte que mi mamá en mi cumpleaños y me planta un beso en el cachete... contengo la respiración, espero lo peor...
-¿Cómo estás?...
Ni pex, tengo que respirar...
-Muy bien ¿y tú?
De pronto mi olfato percibe un dulce olor a perfume de mujer... exquisito...
La veo ya más tranquilo, se convirtió en una hermosa mujer... y ¿a que no saben qué? "La Cebollita" ya no huele a cebollita...
Conclusión:
La gente cambia, no sean animales y no sigan juzgando a la gente por lo que fue...

Charles Espriella

jueves, 10 de agosto de 2017

Una soda o la vida

Amigos, familia y recursos humanos diversos:
Ayer por la noche, fui con mi hijo al Oxxo que esta en la Nayarit esquina con Garmendia a comprar leche para la cena de mis hijos.
Estábamos haciendo fila cuando de pronto, entra un sujeto que tiene días rondando por la colonia San Benito, con el aspecto de un indigente.
Entra a la tienda y comienza a pedirle a los que estábamos ahí que le compráramos una soda, una "sprite".
Creo que cualquiera de los presentes lo hubiéramos hecho de buen gusto si no fuera porque estaba pidiéndolo con amenazas, "chinches" y mentadas de madre, por decir lo menos.
A un cliente que iba con una dama, le "mento" la madre cuando salio del Oxxo y el cliente se devolvió a reclamarle y el indigente se hizo wey al ver que el compa no le sacaba.
Y así estuvo hasta que llego mi turno. A mi también me la hizo de emoción, la gente que me conoce sabe que me gusta hacerla de emoción pero que no soy de los que tiran "guante" así nada mas por que si.
Señores, me hirvió la sangre y solo me detuvo la cara de pánico que tenia Sebastian, mi hijo.
El muy cabrón, se fue a la puerta y amenazo con cortarme el cuello.
"Te voy a cortar el buche" me decía el imbécil mientras se agarraba su propia garganta.
Se sale del Oxxo y se queda esperando en la puerta, quizás a que yo saliera.
Pago la leche y le digo a mi hijo que se mantenga detrás de mi...
En cuanto me acerco a la puerta, el fulano sale corriendo como alma que lleva el diablo hacia el sur por la misma Garmendia.
Da vuelta por la Veracruz y se  pierde.
Mi hijo me comienza a preguntar que por que el hombre este me había amenazado si no le habíamos hecho nada.
No supe que decirle, solo le dije que estaba enfermo pero que debíamos de tener cuidado. Le cambie el tema después y hablamos de soccer.
¿Qué si tuve miedo? Claro. Me da pánico pensar si quiera que alguien le haga daño a mis hijos o a mi esposa o a mi también.
Me da miedo la gente que no tiene nada que perder porque no les importa nada.
Este sujeto, que evidentemente estaba drogado, no debería estar en la calle amenazando gente con degollarla.
No debería estar drogado por las calles causando estos desfiguros.
No se quien sea responsable de esto, pero lo que si es evidente es que la colonia Modelo y la San Benito ya no son colonias "del centro" seguras...
Cuando vengan por estos lados, tengan cuidado, hay un pendejo por ahí que piensa que si no le compran una soda tiene que cortarles la garganta.
Si alguien que trabaja en el gobierno, en seguridad en especifico lee esto, por favor hagan algo.
Bye

Charles

viernes, 4 de agosto de 2017

Si cambio.

Si cambio la forma de ver las cosas las cosas cambian de forma. Si cambio mis pensamientos mis sentimientos se transforman y afectan tanto si son positivos como si son negativos, tendré cuidado en lo que pienso y como lo pienso.
Tomare las cosas de quien vienen y no daré por hecho de tomarme personal las cosas. La gente es responsable de lo que hace o dice, yo soy responsable de si lo tomo o lo dejo...
Nadie puede hacerte daño si tu no se lo permites.
Recibiré el amor y el cariño de quienes me rodean. Tomare cada sonrisa y cada palabra de aliento como pequeños mensajes que Dios me manda para entender que no estoy solo y que vale la pena hacer cosa buenas de manera desinteresada por los demás. Porque la vida es un espejo: lo que le das eso recibes.
Gracias Dios por mi familia, por mis amigos, por mi salud, por mi trabajo, porque todos los días son un nuevo comienzo, un día más en este mundo pero uno menos que me acerca a ti.
Tengan todos sin excepción un excelente día.

viernes, 28 de julio de 2017

Tiempo

Tiempo
Una angustia en la garganta, un ruido que taladra por dentro en silencio, así me sentía todo el tiempo, desde que recuerdo.
Me toco “educarme” en su momento, en la “mejor escuela”.
La gente rica siempre siente que tiene la razón y piensan que tú eres solo uno más que está ahí para servirles.
Después, vives con eso, entre los desplantes y los menos precios de estos “afortunados” de que sus padres sean los malditos dueños de Hermosillo y tu padre no.
Y se ríen de tus zapatos baratos, de tu vacaciones en ningún lado y de que ellos practican tenis en el “Raquet Club” mientras tu lavas alfombras o comes carne de vez en cuando.
Una pesadez en los parpados; y ahí están esas ganas de no abrir los ojos y dormir por siempre.
Y te sientes menos que cero y no sabes por qué…
Esa presión en el pecho que no se va y que parece robarte el aliento todo el tiempo.
Recordar lo invisible que fui por tanto tiempo para muchos.
Ese odio de sentir que al estar siendo yo estaba mal.
Y ellos en el recreo, cuando hay que elegir equipos para la contienda, eres el último que eligen, porque eres raro, porque eres malo, porque no tienes unos putos nike o reebooks en los pinches pies…
Las horas tan infinitas y daba igual si era noche o de día. Cada minuto era como pausar la respiración, sofocante y envolvente. Y la maestra te pendejeaba porque no te apellidas de otra manera… y tú sabias que estaba mal, pero a ella le valía una chingada eso… la estúpida estrella en la frente era para el “puñetero” hijo de “don bicholas…” y tú te habías quemado las pestañas sin dormir para salir mejor, pero no… tu apellido no salía en la “sociales” como la del hijo de su “puta madre” aquel, donde quizás, ni hijo era del cornudo “padre que lo mantenía…
Pues bueno, esos vivía en mi niñez mientras mis padres se partían la madre para pagarme “la mejor escuela”…
Yo tenía un solo amigo… pocos que se arriesgaban a ser amigo del “perdedor” y un día me “jala el director de la secundaria y me dice: “ya me dijo la mamá de fulano que eres mala influencia, llegas con discos de rock satánicos”… tenía 14 años ¿Qué puta madre podía yo saber de esas pendejadas? Solo me gustaba la música…
Pues bueno, ese amigo me dejo de hablar y evidentemente abrir la puerta de su casa.
Eran tiempos difíciles, no entender lo que pasa o porque la gente ve las cosas de otra manera y te hacen a un lado.
No tengo amigos de mi niñez ni adolescencia temprana, solo conocidos… en serio, no los tengo… es como si esa etapa no hubiera pasado en mi vida.
Mis amigos llegaron después en la vida. Cuando me encontré con personas que sus padres murieron o con otros que hubieran deseado no haber nacido.
Victimas de alcoholismo, violencia o drogas.
Y créanme, no lo me merecerían, ninguno de ellos. Pero me aceptaron tal y como era, ese morro que nadie volteaba a ver y que la gente en mis escuela, a pesar de estar con ellos desde el kínder, era invisible… infinitamente inexistente para ellos… incluso para mis padres que me decían que “solo es una etapa”…
¿Ubican la frase de “cuento mis amigos con la palma de mi mano”’?
Pues bueno, de mis cinco dedos, ya se me han muerto dos.

lunes, 24 de julio de 2017

"Vivir Plenamente" -Ernest Hemingway

"Vivir Plenamente"
-Ernest Hemingway
Temía estar solo, hasta que aprendí a quererme a mí mismo.
Temía fracasar, hasta que me di cuenta que 
únicamente fracaso cuando no lo intento.
Temía lo que la gente opinara de mí, hasta 
que me di cuenta que de todos modos opinan.
Temía me rechazaran, hasta que entendí 
que debía tener fe en mi mismo.
Temía al dolor, hasta que aprendí que 
éste es necesario para crecer.
Temía a la verdad, hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.
Temía a la muerte, hasta que aprendí que no es el final, 
sino más bien el comienzo.
Temía al odio, hasta que me di cuenta 
que no es otra cosa más que ignorancia.
Temía al ridículo, hasta que aprendí a reírme de mí mismo.
Temía hacerme viejo, hasta que 
comprendí que ganaba sabiduría día a día.
Temía al pasado, hasta que comprendí que 
es sólo mi proyección mental y ya 
no puede herirme más.
Temía a la oscuridad, hasta 
que vi la belleza de la luz de una estrella.
Temía al cambio, hasta que vi que 
aún la mariposa más hermosa necesitaba 
pasar por una metamorfosis antes de volar.
Hagamos que nuestras vidas cada día tengan mas vida y 
si nos sentimos desfallecer 
no olvidemos que al final siempre hay algo más.
Hay que vivir plenamente porque la vida pasa pronto.

sábado, 22 de julio de 2017

Hasta pronto Luz María, hasta siempre.

¿Recuerdas la primera vez que hablamos?
Teníamos muchos sueños, menos peso y en mi caso mas cabello.
Estábamos allí sentados en las escalinatas del Colegio Larrea intercambiando chistes y riéndonos a veces de nada a veces de otros.

Recuerdo que cuando te fuiste pensé: es una buena persona, vale la pena conocerla.
Entonces la vida nos puso en el camino y en este ir y venir por el planeta azul.
Luego comenzamos a compartir conocimientos y experiencias.

Así mismo tu casa fue mi casa y la mía tuya. Mi familia preguntaba por ti y algunos amigos cercanos también. De hecho a tus padres les decía "tíos" y siempre en navidad había un plato extra para mi.

Recuerdo tu sonrisa y también recuerdo tus lagrimas.
Recuerdo y te lo juro que lo recuerdo como si acabara de pasar la forma en que brillaban tus ojos y lo orgulloso que me hacías sentir tu amistad.
No puedo sacarme de la mente el día que me dijiste: no te preocupes, Dios esta contigo.
¿Lo recuerdas?

Y paso lo que tenia que pasar, Dios puso un ángel de la guarda en ti para mi.
Y los años siguieron corriendo de manera desenfrenada.
Y de pronto deje de verte y de saber de ti.

Te miraba por allí de vez en cuando y cuando llegábamos a coincidir en alguna reunión apenas y cruzábamos un par de palabras para después tomar su rumbo cada quien.
Me preguntaba si así tenia que ser, puesto que sinceramente habíamos pasado muy buenos momentos y en los malos nos habíamos apoyado bastante.

¿Por que ahora éramos como un par de extraños?
¿Que nos había pasado?
¿Seria que los años separan a las personas que se quieren?
¿Será que la vida nos presta a personas como tu o como yo solo por fracciones?
La ultima vez que te vi fue en el cine.
Yo iba con mi esposa y tu con tu novio.
Recuerdo que me dio mucho gusto verte y te abrace y bese tu mejilla y paso algo extraño: te mire a los ojos y pensé: es una muy buena persona, vale la pena seguir conociéndola.

Quedamos de vernos al día siguiente para ir a tomar los cuatro un café y después ir a que conocieras a mi bebe.
Lo que paso tu lo sabes bien: el día llego pero tu no.
Tuviste un accidente que te arranco de tajo sin piedad de esta vida.

A veces pienso si realmente Dios sabe lo que hace cuando se lleva a gente como tu de este mundo.

Luz María: gracias por toda tu amistad, por tu sonrisa llena de dientes y por tus lagrimas saladas y brillantes como zafiros, gracias donde quiera que te encuentres.

Gracias por cada minuto, por presentarme a mi esposa, por corregir mi mala pronunciación de ingles, por acercarme a Dios cuando fue el caso.

Gracias por decirme siempre la verdad aunque doliera.
Gracias por reírte de mis malos chistes y por decirme hasta al ultima vez que te vi que la calvicie hacia ver a los hombres "mas interesantes", aunque lo interesante en mi no estaba en mi cabeza sino en mi corazón y tu lo habías visto mucho antes que yo.

Sabes bien que algún día estaremos todos juntos donde el tiempo y el espacio son tan solo un parpadeo y entonces, en ese lugar reiremos y nos burlaremos de todo y de todos y cantaremos hasta quedar afónicos y buscaremos un momento, uno breve para recordarnos que fuimos los mejores amigos del mundo y que al lado de Dios seremos grandes e infinitos, así como debiera de ser, así como cuando un día de verano nos presentaron y pensamos: es buena persona, vale la pena conocerle.

 Dios te bendiga, Dios te abrace y te bendiga siempre y abusando de nuestra amistad y aprovechando lo cerca que estas del Creador, quiero pedirte para variar un ultimo favor: nunca dejes de sonreír, nunca dejes que me vuelva a ir, nunca me dejes.

 Por mi parte mi querida amiga, te prometo mirar al cielo de vez en cuando y aunque parezca un loco, enviarte besos y abrazos. De seguro que sabrás que son míos: ¿quien mas que yo te regalo una mañana de invierno un pedacito de luna?

Nos vemos pronto, veme haciendo un "campito" y si no es mucha molestia tómame de tu mano y no me sueltes.

Hoy sin ti la ciudad se ha vuelto menos interesante pero no por eso menos importante ya que afuera hay gente que necesita de un amigo y si no tienes inconveniente no voy a suplantarte, simplemente voy a compartir con otros lo que aprendí de ti: que un amigo es un verdadero regalo de Dios.

Hasta pronto Luz María, hasta siempre.
Atentamente
Tu amigo y hermano
 Carlos Espriella

viernes, 21 de julio de 2017

A ver Herrera, hay reglas y disciplina...

-oye ¿Herrera a donde vas?
-a segunda 
- pero es que, acabas de batear un hit y primero tienes que correr a primera!
Ah no, bueno, es que yo quiero ir a segunda.
-pues qué bueno que quieras, pero las regla dice que primero tienes que ir a primera.
-ah bueno, pero es que yo quiero jugar así.
- pues no se puede. Tienes que seguir las reglas. Así es esto.
-pues eres un retrograda porque me estás obligando a jugar como tú quieres y no me respetas.
-es que, así son las reglas y así debe de ser. Si no te gusta, juega otro deporte o júntate con beisbolistas que quieran jugar como tú...
-eres un intolerante y me estás juzgando...
-no te juzgo, pero esas son las reglas...
-pues qué mal.
-lo siento, pero así ha sido por años ¿que no sabias las reglas?
- pues si, me las dijeron, pero yo quiero jugar como yo quiero.
-pues lo siento... usted es un excelente Jardinero izquierdo y un gran bateador Sr Herrera, pero en este juego así son las reglas, muchas gracias...

miércoles, 19 de julio de 2017

EL AMOR DESPUÉS DE TI

EL AMOR DESPUÉS DE TI
¿Cómo estas mi amor? Espero que bien.
Hoy se cumplen 3 años desde que te fuiste y no sabes lo que te he extrañado.  Cada segundo es como si no pasara, como si el tiempo se detuviera, esto de querer sentirte y no poder hacerlo me complica la vida, me la “alenta”, me la hace pesada.
Te platico que esto acostado en nuestra recamara, estoy viendo tu hermosa foto que está al lado del espejo donde sonríes  en la boda de mi hermano Pablo… ¡Cómo extraño tu sonrisa!
¿Te acuerdas que esa noche te pregunte si querías casarte conmigo? Me dijiste que sí y desde aquella vez solo quería que el sol saliera cada mañana para poder verte y así fue durante 50 años.
En la cómoda donde tienes tus cosas todo sigue igual. No he querido tirar nada de ti, es lo único tuyo que me queda.
Esta tu perfume donde lo dejaste por última vez, está casi llena la botella, pero aunque a veces voy y acciono el atomizador y veo pequeñas partículas volando y huelo y te confieso que el perfume sin ti no huele a nada.
Nuestros hijos a veces vienen muy de vez en cuando. ¡Si supieran cuanto me hacen falta no se fueran nunca! Pero qué le vamos a hacer, tienen sus vidas y sus familias. Daria cualquier cosa porque fueran niños otra vez y que estuvieran corriendo de allá para acá por toda la casa mientras tú y yo los mirábamos felices. Cualquier cosa daría…
Estoy triste porque a veces siento que no me quieren, ya sabes, cosas de viejos, ojala siquiera me marcaran más seguido, no pido mucho, solo oír su voz. Cuando los oigo es como si te oyera a ti, algo sigue de alguna manera vivo de ti en ellos.
Laura tiene tus ojos y Mónica tu sonrisa… Eduardo tiene tu corazón y tu nobleza. Los tres son buenos seres humanos.
El otro día mi compadre Francisco me dijo que por que no regalaba tu ropa y cosas al asilo o a gente que lo necesitara.
Me quede helado, sin habla solo de pensar que llegaría a nuestra habitación y no estarían tus cosas.
Le dije que si lo haría para que no estuviera fregando, pero no lo voy a hacer.
¡Hay mi viejita linda como me haces falta! ¿Cuántos años más estaré sin ti?
A veces me enojo y hasta le reclamo a Dios. Un padre que ama a sus hijos no les hace daño y a mi esta situación me está matando sin matar, es cruel, muy cruel.
El compadre Francisco me dice que Dios no existe, que ni le reclame porque parezco un loco.
El Pancho cada vez está más orate.
¿En que se basara Dios para hacer estas cosas?
¿Dónde estás Güera? ¿Qué cosa se hace en la eternidad? ¿Allá donde estas me extrañas?
Voy a dormir un poco, no te prometo soñarte, ya sabes que casi no sueño, pero quizás y esta vez sí.
Te amo Güera, te amo más que nada en el mundo, te adoro tanto que duele. Nunca lo olvides.
-¡Eduardo tu papá está hablando solo otra vez en el patio! ¡Mételo está comenzando a llover!

Charles Espriella, Julio 2017

sábado, 8 de julio de 2017

Las carreteras de Sonora y detalles.

Las carreteras de Sonora y detalles.
No puedo decir la trillada frase “desde que tengo uso de razón” porque en verdad no tengo claro a qué horas llego y si realmente está aquí.
Les diré mejor “desde que me acuerdo”… suena más apropiado…
Bueno, desde que me acuerdo las carreteras en Sonora son algo así  como el “eterno enfermo que nunca se cura” y claro, el gobierno o los responsables de que “sane” son como esos médicos que solo te dan placebos o dosis limitadas de medicina para que nunca te cures y sigas siendo el “cliente perfecto”… el que no se muere, pero sigue enfermo y dejándole lana…
Así son las pinche carreteras en Sonora, pasan gobiernos, vienen y van y la carretera nunca jamás never está terminada… ni lo estará, así se los digo con esos “destos”…
Es una especie de negocio “franquicia”… que te den “chancita” de administrar una caseta de cobro es equivalente a sacarte el “Melate” y no me vayan a decir que “apenas y sale para pagarle a los empleados” porque la neta, no mamen.
Pues bien, que alguien me diga ¿Quién se hace responsable de los muertos y accidentados que hay y van a haber debido AL PÉSIMO ESTADO de las carreteras? ¿A quién hay que irle a decirles sus verdades o de perdida demandarlo y hacerlo responsable por el crimen?
¡Ah señores míos! ¡Porque es un crimen que te permitan manejar en una carretera que está hecha un harapo!
Cuando llegue a Magdalena le dije a la señorita que cobra en la caseta que no estaba dispuesto a pagar por un servicio que no se me está dando: ni puedo viajar seguro ni más rápido.
Ella me miro muy seria y me dijo: “tiene mucha razón, no pague si no quiere”…
Pero bueno, quizás “unos pocos” nos ponemos al brinco pero todos los demás si pagan y pues ¿Qué les puedo decir?
Yo no sé si mis nietos podrán ver alguna vez esta pinche carretera como Dios manda, yo espero que sí, le ruego al Creador que así sea.
Por lo pronto le pido a la autoridad correspondiente que hagan “su jale” y ya le apuren, fiscalicen, auditen y hagan lo que tengan que hacer para que la carretera ya este de perdida “funcional y segura”.

Eso es todo.

sábado, 1 de julio de 2017

¿Por qué está mal la tarifa del transporte público?

¿Por qué está mal la tarifa del transporte público?
Por el hecho de que no se justifica el servicio ni las condiciones de los camiones ni incluso el trato de algunos choferes hacia la gente, en este caso, sus clientes.
Esta mal porque quieren que les resuelva todo el gobierno con subsidios y demás cosas.
Esto aparte de ser un servicio es un negocio. Un buen amigo y cliente me dijo una vez: “si el negocio no te da ni para pagar los impuestos mejor retírate.”
La cosa aquí tal vez sea que, no hay competencia, son los mismos concesionarios que se van heredando las concesiones y que ya saben que cada tanto tiempo, sin importar que los camiones traigan las placas de Bours y que parezcan “botes mezcleros”, saben que les función llorar al gobierno y amenazarlos de que van a subir la tarifa 5 pesos, por ejemplo, para subirle dos o tres solamente y que quizás, esa la intención inicial, pero cuando se maneja así se ganan más cosas de las que se pierden, créanme.
En ventas esta estrategia se llama “Principio de reciprocidad de concesiones”
Y ustedes mis tres lectores dirán: “guat du yu min Charles?”
Pues bien, aquí les va un ejemplo que me dio una gran piscología en un curso, pongan atención, no se me apendejen.
Supongamos que tengo un sobrino que salió de la cárcel, cumplió su condena por robo con violencia (Dios guarde la hora, claro), asalto una tienda de deportes ya que es fanático del football americano; pero bueno, y quede de llevarlo al cine hoy pero me salió una junta muy importante de trabajo que no puedo reagendar.
Necesito llevarlos a él al cine y necesito ir a la junta donde hare un buen negocio.
Me topo con ustedes y les digo:
-¿“Fulanito” como estas?- le pido de mi sobrino que se aleje un poco de donde estamos dándole dinero para que vaya a comprar una soda.
- Mira fulano, resulta que él es mi sobrino, va saliendo de la cárcel, estuvo acusado de robo con violencia, estoy hablando con unos familiares para darle asilo. Quiero pedirte de favor  que me apoyes una semana para que se quede en tu casa dándole asilo, solo una semana por favor.
¿Qué crees que pase por la mente de fulanito que tiene dos hijas adolescentes y es amante de todo lo coleccionable de deportes? ¡Claro que te pasara la vida entera por la mente!
-Mi Charles, que pena, tengo familia que viene de visita y van a estar casi dos semana- claro que lo estás inventando, aun así, te sientes de alguna manera apenado y comprometido- pero bueno, quizás para otra ocasión….
-Está bien, no te preocupes, mira, ahorita voy a ir con otro amigo a pedirle el favor ¿crees que me puedas apoyar llevándolo al cine un par de horas y yo lo recojo ahí? No me gustaría que el muchacho se dé cuenta.
Lo más probable es que si aceptes y es que, después de una “gran” bronca si después te ofrezco “una bronquita” pues ya como quiera.
Así va a pasar, van a asustar con un aumento de 11.5 , la gente se va a encabronar, se visualizara por unos días pagando mucha lana, se frustraran se resignara y luego le dirán: “11.5 no pues, 9” y lo tomaran de mejor manera…
Claro, el servicio seguirá siendo un asco, andarán en carros viejos con placas del siglo pasado, sin aire y con algunos gorilas manejando como simios con lobotomía pero bueno… tenemos lo que merecemos por dejados.

Ahora si me equivoco y si lo dejan en 11.5 ¡qué poca madre! 

domingo, 25 de junio de 2017

"Imagina"


Yendo al trabajo, en la radio suena la canción de John Lennon "Imagine". Confieso que soy fan de los Beatles y de Lennon pero, esta canción me cae en la punta del dedo gordo, nunca me ha gustado. Nunca... se me hace falsa. Ya sé que no sé nada de música, ya se.
Ya sé que el Sr era un genio y que no se vale abrir la boca como hater solo por abrirla.
Ya sé.
Creo que tengo derecho a tener mi punto de vista y opinión, eso es todo.
Si algún fan se ofende, no es esa mi intención.
¿Por qué no me gusta? Se me hace demasiada empalagosa y falsa, por ejemplo, en la frase "Imagine no posessions ",  debe de ser fácil para un multimillonario decirlo.
Por otro lado, escuchar hablar de lo que debería ser un mundo perfecto basado en el amor y el respeto cuando el Sr. fue un hijo de su tal por cual con su primer hijo pues bueno...
Llego al trabajo y navegando por Google Plus, me topo con esta foto que les comparto y pienso: "quizás el Sr. Lennon se refería a esto".
Quizás....

miércoles, 14 de junio de 2017

Hay un lugar en el infierno para...

Hay un lugar especial en el infierno para la gente que viene por primera vez a Subway y pregunta los precios de todos los subs y pregunta a que saben los panes... y pregunta si puede meter su soda... y tarda una eternidad en ordenar... ese mismo sitio también es para los weyes que recargan 20 pesos en el Oxxo y no recuerdan su número telefónico.


martes, 13 de junio de 2017

Piensa bien dos veces antes de abrir la boca…

Hay gente que anda por la vida diciendo “prefiero herirte con la verdad que matarte con la mentira (o el silencio, depende cada quien)”
Y regularmente, son de esas personas que te interrumpen al hablar y siempre pretenden ser los dueños de la verdad absoluta.
Es imposible casi llegar con ellos a un arreglo o conclusión donde estas personas no sientan que ellas resultaron vencedoras.
“Prefiero herirte con la verdad que matarte con la mentira”, semejante irresponsable “cara dura”. ¿Quién diablos te crees que eres? ¿Quién te nombro heraldo de la verdad?, o quizás ¿a quién le importa “tu verdad”?
Porque claro, siempre existen 3 verdades: la tuya, la mía y la verdad.
La verdad se distorsiona tanto tantas veces… y a veces lo que tú crees que es verdad, no lo es.
Creer tener siempre la razón te aleja de otras personas, la soberbia te va sacando del círculo y te va dejando fuera. Nadie quiere lidiar con un imbécil que siempre quiere tener la razón…  ¡aunque la tenga!
 Es molesto tener que estar a merced de este tipo de gente que navega con bandera de querer ayudar y al parecer solo busca alimentar su ego…
Una vez leí no recuerdo donde algo así: “quien de verdad quiere ayudar te enseñara la luz sin que sientas la fuerza del rayo”.
Combinar la asertividad con el cariño, un poco la compasión y la empatía para decirte las cosas en su momento, de formas que construyan, sin dividir, sin hacer pedazos, sin buscar estar por encima de ti y con arrogancia lanzarte al piso como un trapo sucio.
A veces la verdad será terrible, a veces no habrá maneras suaves de decirlas, pero en verdad que son las menos.
Tenemos tantas broncas todos los días porque decimos a los demás las cosas como nos da la gana sin pensar si quiera en los demás.
Somos imprudentes.
Y esto es tan delicado porque realmente los conflictos nacen por no hablar claro, por opinar y meternos donde no debemos y por dar por hecho de que sabemos y somos dueños de la verdad y la defendemos como si fuera la última “cahuama” del Héctor Espino.
La próxima vez que vayas a decirle a alguien que está mal más te vale tener una solución al respecto.
La próxima vez que vayas a “mitotear” piensa si realmente vas ayudar en algo con lo que vas a decir. (Lo que habla Juan de Pedro habla más de Juan que de Pedro.)
La próxima vez que tengas la verdad en la mano y otros no, a menos que sea cuestión de vida o muerte, no corrijas en público, menos si eres invitado en la casa de quien se equivocó.

Piensa bien dos veces antes de abrir la boca…
Tantito, piénsale… no va a pasar nada.
Charles 

sábado, 10 de junio de 2017

Reflexión de sábado

Me he dado cuenta que uno debe deshacerse de ciertas cosas, dejar que los ciclos concluyan, no pensar que un error es derrota o que una caída deba ser resignación.
Me he dado cuenta que uno puede hacerse más valiente cuando permite a sus temores la oportunidad de que lo abracen; me he dado cuenta que el tiempo no destruye relaciones sino los apegos y la dependencia; me he dado cuenta que cada persona tiene grandeza desde que nace y no necesita halago social para ser alguien, el bienestar de unos no es la felicidad de todo, hay más de mil maneras y caminos para ir descubriendo nuestro destino.
Es necesario que encuentres aquello que te alegra y mueve porque el mundo necesita aquello que has venido a darle...



jueves, 8 de junio de 2017

Anoche soñé con mi Tío Jaime...

Anoche soñé con mi Tío Jaime...
Estábamos los dos parados en la parte final de un muelle y mirábamos hacia el mar.
Él tenia su mano derecha sobre mi hombro izquierdo...
Me decía:
-Los primero dos años serán los difíciles, no tengas miedo. La vida esta llena de oportunidades y no sabes cuando va a llegar la que valga la pena. Yo deje pasar muchas a lo largo de mi vida. No cometas mi mismo error. 
Aléjate de la gente mala y de la gente que solo te busca cuando necesita algo...Ten fe, paciencia, disciplina y alegría, siempre se alegre, que tu corazón siempre vea la luz y no las sombras...
Luego me abrazo y me dijo:
-No me voy, por aquí ando, llámame cuando me necesites barrigón...
Y le sonreí y después me pregunto:
-¿la mejor banda del mundo es...?
-¡ Los Beatles!
Sonrió y se fue...

Me dio gusto verte Tío otra vez y gracias... algún día nos volveremos a juntar en la eternidad.
Descansa en paz.
Te quiero mucho... 


miércoles, 7 de junio de 2017

Ser sueño y ser luz

Ya casi amanece, todos duermen aun ¿te has dado cuenta que esos minutos en los cuales ya no es de noche pero tampoco es de día hay una paz inmensa en el ambiente?
Imagina que pudieras convertirte en un rayo de luz y viajar en segundos por toda la ciudad, recorrer los bulevares y los periféricos, sobrevolar el centro de la urbe; pasar por los puentes peatonales y acelerar tu vuelo a penas al ras del suelo por las ciclo vías y de pronto verte en la punta del cerro más alto de Hermosillo.
Te toparías con algunos autos, unos cuantos apenas.
Y verías gente que sale a caminar o a correr.
Cuando duermes te pierdes de todo, hasta de ti mismo. Cuando duermes no hay ricos ni pobres, ni enfermos, ni personas con el corazón roto, ni locos ni cuerdos.
Solo sueño.
Parpados cerrados, respiración lenta, latidos lánguidos; cuerpos tendidos en camas, pisos, baldíos… cuerpos sobre cuerpos…
Labios cerrados, bocas abiertas. Oídos sordos…
Solo por un momento ser un rayo de luz… sin cuerpo, sin mente, sin valor y sin miedo, solo ser un pequeño cometa levantando pequeñas olas sobre los charcos…
Solo velocidad y detener el tiempo.
Sale el sol y todo lo arruina… la gente despierta de su sueño y se convierte la mayoría en eso que tanto odiaron, en ponerse las máscaras de otros para agradar a alguien más y fingir que su vida está llena y plena…
¿A quién le importa realmente ser quien no es?
Durante tanto tiempo te dijeron que tenías que ser de una u otra forma que lo creíste.

Ser sueño y ser luz es eternidad.

lunes, 5 de junio de 2017

La niña de los ojos azules

Me encontré con una conocida de los años de rock n roll y universidad. 
Le pregunte que si tenia facebook, me dice que no...

En virtud de esto me dispongo a comentar que ella era una persona muy segura de si misma, siempre estaba al frente de todo, era líder como dicen por ahí. 


Tuvo tantos novios como sueños, yo sospecho que también tuvo novias ¿por qué? no lo sé, se me figura, cuando yo bromeaba con ella de esto a ella le causaba risa, bajaba la mirada y cambiaba el tema... nunca me dijo que no... no decía que "no" a muchas cosas...

No se caso, no tiene hijos, no tiene un trabajo fijo, no tiene nada que la ate a una persona o algún lugar.


Debo de confesar que se veía igual que hace 20 años... puedo jurar que la camisa de "Alice In Chains" que traía puesta es la misma que usaba en la Uni...


Me dijo que andaba queriendo irse a vivir a Estados Unidos.
Que ya estaba harta del desmadre y de todo lo que pasa en este país...


Su madre murió, su papá sigue vivo y sus hermanos trabajan unos en el gobierno y otros en Guaymas, en una tienda de ropa...

Me dijo: "te acuerdas cuando fuimos a Kino toda la bola y se nos fue el "raite" y tu te tuviste que ir a dormir con otros camaradas y esa noche te pico un alacrán?"


Vaya memoria...


Le dije que si con ciertas lagunas de lo que ocurrió, ese día hubo un evento donde tocaron algunas bandas y la fiesta empezó desde muy temprano hasta que amaneció...


"Ese día pensé que me la ibas a cantar", me dijo...


No supe que decir, me gustaba mucho pero no me anime o no creí bueno el momento como pasa muchas veces...


Recordé que después de ese evento se alejo y ya no volvimos a frecuentarnos como antes... tal vez fue por eso...


Me pidió mi teléfono y me dijo que un día me hablaría para conocer a mi esposa y mis hijos y luego bromeo: "pudieron ser míos"...


Nos despedimos, se dio la vuelta y se fue desvaneciendo entre la gente por la banqueta rumbo al Oficce Depot...


La niña de los ojos azules se volvió a ir...


Esta vez no hubo alacranes ni lunas llenas, ni amigos rockeros ni fogata en la playa ni cerveza y cigarros...


Solo hubo un calor de casi 49 grados y el grato recuerdo de verla sana, contenta, verla feliz a su manera...


Esta vez no dolió...




viernes, 2 de junio de 2017

El Viejo del Saco

El Viejo del Saco
En el  patio de aquella  casa había dos árboles enormes, dos limoneros que daban una sombra majestuosa y llenaban el ambiente de olor a azahares.
Era un buen lugar para estar, sin lugar a dudas.
Cuando estabas en el cuarto de los niños, la ventana que daba al patio era enorme, casi casi era del diámetro de la pared.
Tenía unas cortinas con dibujos caricaturescos de animalitos de circo en colores azul, amarillo, rojo y blanco…
Cuando abrías de par en par las cortinas podías admirar en todo su esplendor a los dos limoneros.
Todas las noches, la mamá iba y arropaba a sus tres niños los cuales dormían en el mismo cuarto. Los tapaba y les besaba la frente y les decía cuanto los quería para después cerrar las cortinas, apagar la luz, cerrar la puerta e irse todavía a continuar con algunos quehaceres de la casa y a esperar a que llegara el papá de la casa.
Había un niño en especial, el mayor de ellos que siempre era el último en dormir.
Su mirada estaba fija en el techo hasta que sus ojos se acostumbraban a la oscuridad…
Buscaba platicar con sus hermanos menores pero ellos si se dormían más pronto.
Entonces, al no tener cómplices, miraba el techo buscando encontrarle figuras y formas  al enjarre.
A veces veía naves espaciales o astronautas; dragones y caballeros; vaqueros y caballos…
Inventaba mil historias hasta que el sueño encontraba refugio en sus parpados de niño y se dormía.
Y ya dormido continuaba la aventura por esos lugares mágicos con personajes increíbles
Le costaba por las mañanas despertar, el solo quería seguir soñando.
No es que fuera mala su vida, es que tenía mucha imaginación.
Una noche que sus papás iban a salir y buscaron una niñera para que cuidara a los niños.
Una vecina, Doña Lupe  le recomendó a Celia, una muchacha que le ayudaba de vez en cuando y había venido de Veracruz al igual que ella.
Pues esa noche llego Celia y se quedó a cuidarlos una niñera.
 No parecía buena ni mala, solo era una joven de unos 20 años.
Era pura sonrisa y encanto… hasta que se fueron los papás…
Ahí el sueño parecería pesadilla.
Esa noche, la niñera entro al cuarto mientras estaban ya acostados los tres hermanos  y se dirigió al mayor y le dijo al oído:
-Tengo una idea ¿y si jugamos?  ¿Has oído la historia del “roba chicos”, del “viejo del saco”?
El niño abrió de golpe los ojos, sintió un vació en el estómago y su corazón se aceleró vertiginosamente.
-ven- le dijo Celia – acompáñame al patio…
El niño se levantó despacio de la cama y sintió el frio del piso en sus pies de 7 años…
-no tengas miedo, todo va a estar bien.
Salieron de la habitación despacio, sin hacer ruido como dos fantasmas entre la oscuridad de la noche.
Caminaron por un largo pasillo que los llevaba hasta la puerta de servicio donde al abrirla, al fondo, se miraban los limoneros…
-¿ves lo que está debajo del árbol aquel?- pregunto Celia- es el “viejo del saco”, viene por ti esta noche… ¿sabes por qué? Porque así tiene que ser, es normal…
Por la mente del niño pasaban mil cosas, a penas y unos meses atrás su maestra de catecismo le había enseñado el “Padre Nuestro” y en su menta las oraciones vacilantemente brincaban en un desorden que no le daba lógica pero que le abrazaban fuerte ante el terrible miedo que sentía.
Comenzó a llorar y sus pies estaban casi morados del frio. No podía hablar. En su mente le pedía perdón a sus hermanos y a sus padre, pero nadie podía oírlo… la mano fría de Celia le apretaba sus pequeños dedos…
-No intentes escaparte, no puedes ir a ningún lado. Él o lo sabe todo y a donde vayas te va a encontrar.
Seguían caminando lento hasta el limonero donde estaba un hombre viejo mirándolos como lobo hambriento entre la neblina.
Se podía escuchar su respiración agitada, se colaban unos rayos de la luz de la luna por entre las ramas y le deban justo sobre sus pupilas.
-¿sabes lo que les hace el “viejo del saco” a los niños?- pregunto Celia tiernamente- Los mete en esa bolsa y se los lleva muy lejos.
-¿No volveré a ver a mis papás ni a mi hermanos?- pregunto el niño
-Quizás algún día puede ser - contesto Celia amablemente.
Llegaron justo frente al hombre quien se levantó y era más alto de lo que parecía, estaba vestido como pordiosero , se puso frente al niño, bajo su rostro hasta quedar justo frente al de la criatura y le dijo: “es tiempo de irnos”
El niño cerro los ojos y sintió los brazos del “viejo del saco” rodear su pequeño cuerpo…
Después todo fue luz, fue como si el sol estuviera ahí mismo…
El miedo se fue y se invadió la noche de silencio y paz, el niño abrió los ojos y vio al viejo vestido de blanco con unas enormes alas…
-Es tiempo de irnos muchachito- Y se esfumaron de pronto…
A la mañana siguiente, el cuerpo sin vida del hijo mayor de la familia Noriega fue encontrado en su cama.
La habitación era un caos entre llantos de hermanos y gritos de la madre.
El doctor se dirigió al padre y le dijo:
-Ya está descansando, ya no sufrirá más, ya está con Dios.


Charles.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Se queman palmeras en Blvd Rodriguez

Se "queman" las palmeras del Blvd Rodriguez y casi H. Aja...

En serio que si nadie vio nada, es decir, nadie vio quien las quemo, ahora si esta cabrón...
Claro, siempre esta la teoría del la "bacha" de cigarro o algún vidrio roto que sirvió como "lupa" e inicio el fire.

Hay un banco, dos agencias de autos, un restaurante de comida china a la vista...
Me dice una dama en "Twitter" que (no dice quienes son los posibles responsables de la
 conspiración) fue algo intencional para desestabilizar la paz y tranquilidad de la que gozamos los hermosillenses...

Le comento que si sabe "quienes" son, que haga algo al respecto.

Luego me dice en resumen "piensa mal y acertaras"...

Y yo toda mi vida he pensado mal, no confió en nadie, ni en mi sombra, pero nunca acierto en nada...
En fin, quizás debería ser más fácil reconocer los errores y cambiar el curso y buscar soluciones en lugar de andar viendo sombras donde no las hay...

En fin... que triste es ver como el Blvd Rodriguez cada vez se queda con menos naranjos, menos yucatecos y ahora menos palmeras...



martes, 23 de mayo de 2017

Puta Vida

Me encuentro “echándole” 200 pesosotototes de  green gasoline a lo que queda de mi carro cuando llega un señor al lado mío en un carro ONAPAFA de esos modelos que jamás en tu vida has visto.  
¿Saben a cuales me refiero? De esos que aunque digan “Ford” o cualquier otra marca conocida parecieran autos que los diseñadores fueron morros de 4 años. Bien raros, feos, pinches, más feos, en fin raros. No curiosos, raros.
Se baja del carro este señor de más menos unos 65 años y lo saluda amablemente el trabajador de la gasolinera y después le pregunta que si “cuanto le echamos”…
El señor se veía enojado de a madres (mucho) y le dice: “échale 100 pesos de la verde”…
Voltea a verme y le sonrió y le doy las buenas tardes, el señor medio sonríe y baja la mirada mientras se lleva su mano derecha a la nuca y se nota preocupado.
El “despachador” como que también se da “color” y le pregunta: “¿todo bien jefe?”
El señor voltea a verlo y le dice con voz entre cortada y queriendo aparentar firmeza: “me acaban de hablar de Nogales para decirme que mi hijo murió…”
¡Pum! Boto la pistola de gasolina que alimentaba de combustible mi nave en señal de que ya habían sido entregados esos 200 pesos de “magna”…
El despachador le dice que lo siente y yo también le comento algo parecido.
“Era buen muchacho pero se juntaba con gente mala”
Afirmo con mi cabeza en silencio sin más que decir como dándole la razón a un pobre hombre que ni conozco…
El despachador le dice: “así es la vida Don…”
Le pago al “gasolinero”, me subo al carro y mientras lo “arranco”, escucho la voz del viejo que dice: “puta vida”…
Y me voy….

Charles 

sábado, 20 de mayo de 2017

Con la edad ¿Uno se encoge o crece?

En los pantalones que uso regularmente los compro de "largo" talla 32...
Últimamente he notado que me "empiezan" a quedar "pochis"...
¿Con la edad uno encoge y no crece verdad?
Entonces, mi teoría es, como viejito que soy estoy comenzando a usar el pantalón un poco más arriba, no como Joaquín Pardavé pero ahí la llevo...
Hacernos viejos nos da la libertad de hacer ciertas cosas como no seguir las normas de la moda convencional... crecer es liberarse de lo que piensen los demás, sin duda.
Nota mental: compra 34



viernes, 19 de mayo de 2017

Carretera al Infierno: Bahía Kino

Carretera al Infierno
Hace más o menos un par de semanas fui con mi familia a Bahía Kino.
El viaje se planeó como se planean muchas cosas en la vida: de improviso.
Estábamos desayunando en el conocido establecimiento de hamburguesas cuando de pronto la tal Ale me dice: “¿y si vamos a la playa?”… a lo que yo de manera inmediata y expedita le conteste con toda la discreción que se puede tener un  lunes de puente: “fierro”…
Pues nos fuimos a la casa  a levantar a los plebes y subir al “silver bullet” toallas, pelotas, trajes de baño, papitas, agua, más papitas, más agua y todos los “guegueres” ´propios y de suma utilidad que se utilizan en la playa… cualquier playa… menos las playas de San Diego, están bien feas… inche arena negra y el agua esta fría de madres y…
Bueno, here we comes hacia Kino Bay y todos muy contentos, Carlos Jr iba enfrente programando a Soda Stereo, y bueno, era una algarabía, todo era alegría, buena vibra, el pinche amor flotaba en el aire…
¡Ah! Peroooooooooo (ese pinche pero que no puede faltar en mis relatos) íbamos a escasos 20 kilómetros rumbo a la tierra prometida cuando un gorila (yo creo que alguien ese día jugo Jumanji) venia como alma que lleva el diablo, en chinga en un pick up y lo veo desde el espejo retrovisor y el mendigo imbécil se me pega demasiado y me comienza a hacer cambio de luces…
Y aquí es cuando mi mente me dice: “¿Qué pedo con este baboso?”…
Por supuesto que yo seguí manejando a la velocidad que iba y espere que Don Gorila me rebase como lo hace toda la gente: por el lado derecho y NO por encima de mi…
Pues  bien, el tipo como que se hartó y le piso al acelerador y me paso de lado en CH i N G A…
En unos cuantos segundos lo perdí de vista de lo rápido que iba…
Pues bien, se fue el estrés y volvió la calma, para mi claro, la family ni se dio color… cuando de ponto llega otro cabrón en un jetta y de igual forma se me pega n chingo…
Veo el tablero del auto y observo que voy a 100 km por hora… así que digan ustedes “despacito” no iba… tampoco más rápido porque, ¡por Dios! Esa carretera es un peligro, ir a más velocidad es ir apostándole a la muerte…
Pues bien,  yo creo que este cabrón pretendía que YO me hiciera a un lado, es decir que me fuera  al ACOTAMIENTO para que su majestad pasara…
Según el Diario Oficial de la Federación, en su publicación del día 22 de noviembre del 2012, en su Artículo 2, fracción II, define ACOTAMIENTO de la siguiente manera:
  “ACOTAMIENTO, la superficie existente entre la orilla de la superficie de rodamiento y la de la corona de una carretera federal, destinada para la parada o el estacionamiento eventual de los vehículos.”
Entonces  ¿Por qué pitos tengo que exponer la vida de mi familia manejando por el acotamiento solo porque un imbécil va muy “apurado” en una carretera donde el límite de velocidad es de  80 kilómetros por hora?
Y luego este tarado me rebasa por el carril izquierdo y mientras lo hace voltea a verme con cara de que está viendo a Donald Trump agarrándole las nalgas a su mamá…
¡Ah pinche plebito mocoso!
Pues le acelera a su pinche jetta y lo pierdo de vista…
¡Ah! ¿Pero a que no saben qué?
En el Poblado Mike Animal (Como diría nuestro Cowboy to the next level), en la Costa de “Hermosio” en el primero pinche semáforo quedo carro con carro con el mendigo morrito del jetta y el cabrón ni respiraba…  si parpadeaba se me hace mucho…
¡Ah porque ustedes no me han visto mi cara de encabronado!
Y así estuvo el mendigo camino hasta Kino, gente que venía en chinga, se me pegaban, no me hacía al acotamiento, me pasaban y se perdían de lo rápido que manejaban…
Pues bien, en resumidas cuentas, la carretera está muy bien, es la raza la que no sabe cómo diablos manejar en ese tipo de ruas…
REPITO: LA CERRETERA ESTA BUENA PERO SOMOS NOSOTROS LOS QUE NO MANEJAMOS CON RESPONSABILIDAD.
Ya ni hablemos de que vienen “pistiando”, amanecidos, con algún “aditivo” más o solo son pendejos por naturaleza…
Amigos y familia, no porque el pinche carro corra “bien recio” tienen que ir en “zumba”…
La playa no se va a ir a ningún lado, “calmensens”…
Quiéranse tantito, no sean weyes.
Hay gente que los ama y espera, manejen con precaución…
Esto también aplica para la ciudad, aquí por la Calle Reforma todos los días pasa la raza “volando”.
Nuestra bonita y siempre asertiva Ley de Tránsito, en su artículo 88 establece como límites máximos de velocidad cuando no haya señales indicadoras de 60 kilómetros por hora en bulevares, 45 kilómetros por hora en pares viales, 30 kilómetros por hora en calles o avenidas, 20 kilómetros por hora en zonas escolares y 80 kilómetros por hora en zonas fuera de los perímetros urbanos.”
Tengan un excelente viernes
Saludes

Charles “Guardián de la Galaxia” Espriella

Bye Bye Mr Chris Cornell

En la escena del rock mucha gente crítico al movimiento que se dio en los 90's.
Estábamos acostumbrados al "glam", a las poses exageradas y a las letras fiesteras; al glamour de los 80's entre otras cosas.
Llegan los 90's con su "música alternativa" o "grunge" y muchos rockers la adoptamos y otros dijeron que solo fue una moda o una pose.
Pues bien, mi época, mi juventud temprana o tardía fue víctima de esta época.
No voy a citar bandas, ya sabemos quienes fueron, sería una pérdida de tiempo dar "porques" o intentar convencer a los rockeros conservadores acerca de porque estas bandas marcaron una época y pusieron de cabeza a las disqueras y crearon una forma nueva de hacer rock, de pensar y de vestir, de ver la vida y de saborearla, entre otras cosas.
Hoy se cierra un ciclo, uno importante para miles de personas alrededor del mundo. Uno donde la música y tu forma de vivir y ver las cosas se transformó y adoptó visiones y quimeras distintas. Uno donde no tenías que parecer rocker para serlo. Donde las ideas y convicciones fluían libres sin prejuicios y sin poses de "rockstars"...
Hoy se apago casi casi una de las voces más representativas de esa época de nuestros queridos 90's... hoy se nos fue parte de nuestra juventud en ello.
La muerte de Chris Cornell solo demuestra lo frágil y sublime que es la vida... lo temporal y exquisitamente endeble que es la vida, las generaciones, la vida misma.
Hoy es un día triste y no quiero acostumbrarme a los días tristes, pero es algo que eventualmente, estarán llegando conforme pasen los años.
Viva Chris Cornell, gracias por tu música, tu pasión, tus letras y gracias por todo.
La forma en la que decidiste irte es tan injusta.
Si existe un cielo, confió en que tu alma ya está en paz.
Rock n Roll
Charles

miércoles, 17 de mayo de 2017

Dinero en la calle

Dinero en la calle
Son las 5:30 pm del 17 de mayo del 2017… camino por la banqueta-estacionamiento-restaurante-parada de camiones (por el “Boulebordo” Luis Encinas) con rumbo hacia (o “enque” la) “Office Depot” disfrutando de este maravilloso y playero clima que incita a tomar agua, soda, horchata, root beer o en su defecto un Pau Pau…
Pues está  “la calors” de un agrado que se me ocurre caminar despacito, disfrutando de los rayos solares, contribuyendo para que la vitamina D se genere a discreción producto del fenómeno natural que la naturaleza naturalmente  genera en nuestro body.  (¿Sabían que debemos de exponernos diariamente entre 15 y 30 minutos al día para que esto como por parte de magia se dé?, pinche naturaleza es muy sabia, lástima que a veces salga con dejadaspen)
Pues ahí voy arre que arre al caminito a quimichu a quimichu cuando de pronto (siempre en mis relatos no hay felicidad completa, alguna babosada me tiene que pasar) me encuentro justo entre a una parada de camiones (no es la de las que cuestan 3 mil millones y tienen helipuerto,  jacuzzi, bar, internecs y fotos de autografiadas por Vinicio Castilla) y un carrito de jotdogs un billete de 200 morlacos y mi ojo derecho, que es el que tiene la vista como la del Termineitor ( esa donde sale Arnonld ElChorizzero, inche apellido gacho) lo detecta y en un paso redoblado me lanzo sobre la “Sor Juana” que estaba ya bien sudada por el calorón y que lo agarro…
Practico el típico revire para ver si no hay una mendiga cámara escondida o alguien viéndome y no hay nadie… ¿será posible tanta dicha en una fracción de segundos? 
Agarro el billete lo meto a mi bolsa del pantalón y lo vuelvo a sacar para ver si no es uno de esos billetes falsos que vienen en los algodones de azúcar que venden en las feria, y no… es de a “devis”… ¿saben lo que se siente encontrarse dinero? ¡Que van a saber si siempre andan a la “quinta” pregunta! Pues… se siente algo así como cuando en la escuela el maestro daba calificaciones del examen de astro física cuántica con ingeniería química y, obvio estudiaste pura madre, y pasas… con 6 pero pasas…
Es como cuando escuchas a Maná los jueves en tu oficina y nadie te hace bullying…
En fin, se siente muy chingon…
Y ya iba muy requeté contento cuando, esta una Doña Pelos diciéndole al dogero de unos cuentos metros más adelante: “aquí le deje el billete, era uno de doscientos”…
Miro al cielo, ahuevo, siempre miro al cielo cuando me sale con chingaderas como estas; respiro hondo y me acerco al epicentro del conflicto y le digo: “¿señora, este es su billete?” y yo pensando: “que me diga que no, que me diga que no”, que me dijera: “no joven hermoso y apuesto de increíble garbo, mi billete tenia a Sor Juana mirando para el otro lado” y ya, cumplir con mi misión en esta vida de no joder a nadie e irme feliz con rumbo desconocido y aspecto cholo.
¡Ah pero no! ¡Qué va!, me dice: “si Mijo, es mío”…
Pongo mi sonrisa Colgate con toda la demás cara de clínex usado y se lo doy…
Ya cuando me andaba yendo me dice la señora: “Dios te dé más guaperrimo peloncito”…
Y ya, me fui y cuando llegue al Oficce Deport me di cuenta que había dejado mi cartera…
Esos es todo.
¿Qué querían? ¿Petróleo? No hay…
Fin
Charles  “gambusino” Espriella