viernes, 4 de agosto de 2017

Si cambio.

Si cambio la forma de ver las cosas las cosas cambian de forma. Si cambio mis pensamientos mis sentimientos se transforman y afectan tanto si son positivos como si son negativos, tendré cuidado en lo que pienso y como lo pienso.
Tomare las cosas de quien vienen y no daré por hecho de tomarme personal las cosas. La gente es responsable de lo que hace o dice, yo soy responsable de si lo tomo o lo dejo...
Nadie puede hacerte daño si tu no se lo permites.
Recibiré el amor y el cariño de quienes me rodean. Tomare cada sonrisa y cada palabra de aliento como pequeños mensajes que Dios me manda para entender que no estoy solo y que vale la pena hacer cosa buenas de manera desinteresada por los demás. Porque la vida es un espejo: lo que le das eso recibes.
Gracias Dios por mi familia, por mis amigos, por mi salud, por mi trabajo, porque todos los días son un nuevo comienzo, un día más en este mundo pero uno menos que me acerca a ti.
Tengan todos sin excepción un excelente día.