martes, 29 de noviembre de 2016

Ejemplo #1 de la Teoría del caos (leerlo)

Ejemplo #1 de la Teoría del caos por Charles Espriella :
Hace rato me encontré en una tienda de conveniencia (un pinche oxxo pues) a un trío de tres conocidas de la UNISON las cuales, solo comentaré brevemente, eran las típicas morras súper mega ultra archi requete contra buena onda y claro, de muy buen ver. Bueno, más bien al revés, estaban muy bien y eran más o menos buena onda. Ah, no, eran la encarnación de la belleza y perfección femenina en la Tierra y eran unas mamonas que no podías ni pedirle la hora o respirar junto a ellas por más de dos minutos con 24 segundos. 
Por lo mismo, pocos eran los valientes que si quiera se atrevían a sacarles pláticas. 
Y claro, ya saben, solo salían con weyes que parecían modelos y tenían un chingo de dinero y carro.
Pero, una de ellas me hacía el favor de dirigirme la palabra porque le gustaba un conocido mío y solo me usaba y no de la manera que quizás hubiera querido. 
Nuestra frágil amistad terminó cuando mi compa embarazo a una chava y se salió de la escuela, se casó y hasta el día de hoy no sé que fue de él.
Bueno, después de más de 20 años llego al Oxxo y cuando entro ahí estaban estás cabronas solo que ya no lucían como en aquellos años maravillosos. 
Mi "ex" amiga fue la que me reconoció y me saludo como si le diera gusto verme, de beso y abrazo. Apreté mi trasero por si me lo pellizcaba, este es un mundo raro y hay que estar prevenidos.
Pues bien, ya saben, lo clásico: "¿cómo están? ¿Donde trabajan? ¿Se casaron con algún Slim o algún Trump?"... todas esas clásicas preguntas que odio porque no son ni madres sinceras y me importan tres kilos de nabos las respuestas...
Seguían la lluvia de preguntas y falsas sonrisas cuando se acercó un cabrón hacia ella que se parecía a Jackie Chan pero en calvo y feo... y gordo... y viejo... y calvo, bien pinche pelón. 
Y ya me lo presenta y bla bla bla. 
Las otras morras-señoras ya con las bolsas de cerveza y papitas se acercan para despedirse.
Mi "ex" amiga me dice que le dio gusto verme mientras yo ya estoy en la caja. 
Me pregunta la cajera que que voy a llevar y le contesto: "4 paquetes de condones Sico por favor"
Mi "ex" amiga se me queda viendo, su esposo la jala sutilmente del brazo, salen, se suben a un carro jodidisisisismo y se van...
La cajera me mira con un poco de pena y me dice: "son 300 pesos".
La miro y suelto la carcajada y le digo: "solo vengo por aspirinas"...
Pone cara de que le chupa un huevo mi mala broma y se dispone a cancelar los condones; me cobra las aspirinas y me voy a mi casa.
Me quede pensando en cómo da vueltas la vida... hoy eres alguien, mañana eres alguien más.
Fue realmente simpático. 
Ya no estaban tan buenas...