jueves, 8 de diciembre de 2016

Cuando alguien te diga que "siembras lo que cosechas"

Cuando alguien te diga que "siembras lo que cosechas" no lo tomes a la ligera.
Esto es simple causa y efecto...
La misma distancia hay de tu casa a la mía.
Se necesita el mismo esfuerzo para marcar un teléfono, ya sea que tu me marques a mi o yo a ti.
Pero de nada sirve si no nace. Si no nace no crece...
Para ser hay que estar, aunque sea de lejos, aunque sea de vez en cuando, de vez en vez... Estar en calidad no en cantidad.
Hay que abrazar cuando sea o no necesario y a veces hay que aprender a callar cuando se quiere gritar... a veces hay que doblar las manos para ganar y otras dar la cara y hablar de frente aunque quisieras salir corriendo.
El amor no se exige, se da sin esperar nada a cambio... llega solo y a veces solo se va... y cuando crees que se fue para no volver es que te das cuenta que no fue amor, solo cariño o enamoramiento...
Los amigos no se pierden, si es que ocurre tampoco fue amistad...
Cosechas lo que a lo largo de tu vida fuiste sembrando... amor, coraje, rencor, valor, amistad, temple, miedos, esperanza, confianza, fuerza, distancia, cercanía... arrojo.
Y mientras más pasan los años te importa menos lo que piensen los demás, solo lo que piensen unos cuantos... esos que quieres que estén por siempre o lo que te resta de vida...
Durante años tiraste semillas a lo largo del camino y ves otros caminos con arboles frondosos y bellas flores y ves otros caminos áridos, desérticos y desolados... y ves el tuyo y como sea que este sea es el tuyos y tú lo recorriste y tú lo sembraste y tú lo cuidaste y regaste a tu manera y con la mucha o poca sabiduría que Dios te dio o quisiste encontrar.
Es tu camino, tu brecha, tu carretera que te llevara hasta tu ideal y tu meta...
Habra mucha gente que te dirá como es que debas de recorrerlo...
Siempre resulta fácil aconsejar cuando no eres tu quien leva la carga sobre tus hombros...
Pase lo que pase y llegues hasta donde llegues, cosecharas lo que sembraste para bien o para mal... y no puedes culpar a otros de esto. Haz vivido la vida la mayor parte del tiempo como haz querido vivirla...
Sigue Caminando... sigue sembrando...
Tropieza, cae, sacúdete, levántate y sigue arrojando semillas...
Charles