jueves, 22 de diciembre de 2016

Los regalos de Navidad o de intercambio son una trampa

Amigos y familia: Los regalos de Navidad o de intercambio son una trampa que el mismo Lucifer implemento para pegarle en la madre a amistades y lazos familiares.
Esto es muy cierto.
Debería el gobierno y el mismísimo Vaticano y cualquier otra entidad religiosa implementar algo que prohíba esta practica ya que pone en riesgo y zozobra la paz social.
Por ejemplo en los intercambios nos ponemos de acuerdo con el precio del regalo para que a todos nos toque algo más o menos parecido y así no herir susceptibilidades.
Y nunca falta el wey que no puso atencion y regalo algo muy jodido o el lambiscon que quiere sobresalir y dar un regalo muy chingon haciendo quedar mal a los demás.
Y esto no es nada nuevo, verán, cuando los tres reyes Magos iban a ir a Belem para conocer al Baby Yisus entre ellos, que eran reyes y hombres sabios, se pusieron de acuerdo para llevarle un regalo.
Estaban los tres en su grupo de whats app poniendose de acuerdo más o menos así:
-Eseles, que tranza pa la noche?
-¿Que onda Compadre Melchor? Ya hable con su comadre y ya me dio quebrada de ir con ustedes para ir a conocer a Baby Yisus.
-¿Que ondas Gaspar, pasas por nosotros o cada quien se va en UBER o en su camello?
-Simón Baltazar, cada quien en su Camel y lleven la hielera para las banqueteras
-¿Y que onda con los gifts? ¿Nos vemos en Liverpool?
-Nel wey, algo leve, ya andamos en fin de quincena y ando bien jodido con la lana...
-Sobres, entonces un detallito leve...
*Baltazar manda foto del "negro de whats app", todos ríen
-Fierro pa la noche.
Y ya se ponen de acuerdo y todo ok.
A la noche que llegan pues ya estaban con la Sagrada Familia y felicitándolos y todo el rollo cuando dice Melchor:
-Mi estimados María y José, aquí les traemos un detallito, ojala les guste- y les entrega un poco de mirra.
-Yo tambien les traigo algo- dijo Gaspar- y les ofrece el incienso.
Y no falta el wey metiche en este caso un pastor que comenta con jiribilla:
-uuuuuuuuuuuy, y eso que son reyes! ¡Que caciques!
Se le quedan viendo los reyes magos con cara de "y este wey que pex"...
Y luego brinca Balta:
-Yo también le traje este regalo- y saca el ORO el wey...
Hubieran visto la cara de Gaspar y Melchor, pusieron una jeta de esas de cuando vas al baño bien apurado y esta ocupado y todavia tu vieja te manda al oxxo por algo...
La noche continuo y pues llego la hora de irse y ya en el camino de vuelta se hicieron de palabras: "cuando no pinche Balta madreado, nada más porque tienes hueso en el gobierno, de seguro ni lo compraste con tu lana, pinche come solo, ojala que se te ponche el camello" y puras de esas.
Balta bien sacado de onda les dice: "no se aguiten wey, ese Oro ya estaba en el canton, era de mi vieja y me dijo que no lo ocupaba, de todos modos se lo iba a regalar a los weyes de la oficina en la posada.
El caso es que terminaron peleados y se dejaron de hablar y todo por un pinche regalo.
Moraleja: regale afecto, no lo compre...
Y asi...
Ya pónganse a chambiar para que me compren un carro... esos no los regalo...